domingo, 14 de mayo de 2017

Desde Que El Feminismo Está De Moda...

... lo mejor que uno puede hacer es apartarse lo más que pueda del tema.




Llevo apoyando la lucha de las mujeres y tratando de matar al macho que llevo dentro desde que tengo conciencia social. Nunca he pedido palmaditas en la espalda por ello y nunca he pretendido que nadie me aplauda o que me agradezcan nada porque me limito a hacer lo que considero correcto: la igualdad de sexos forma parte de mis principios y es un tema que me trabajo a nivel personal, que intento trabajar en las aulas y que, como todo aquello en lo que creo, está todo lo presente que puedo en mi día a día, porque la realidad se transforma, entre otras cosas, predicando con el ejemplo. Propaganda por el hecho y menos discursitos.

Hay que estar muy ciegx para no ver que la opresión patriarcal es algo real... que si en el Islam tienen el Corán para justificar la sumisión de la mujer ante el hombre y ante DIOS (así, con mayúsculas) y la plasman con sus burkas, sus trapitos, sus lapidaciones de adúlteras, sus matrimonios forzados, sus ablaciones de clítoris, su violación como institución de castigo y bla bla bla (depende del país, depende de la secta, depende de...), en las democracias occidentales tenemos la depilación o los tacones, tenemos la dictadura de los cánones de belleza, de los roles de sexo culturalmente impuestos (siempre favoreciendo que la mujer dependa del hombre, que sirva al hombre, que tenga miedo del hombre), del ninguneo de todas aquellas mujeres que, a lo largo de la Historia, han creado, han descubierto, han luchado, han innovado, han hecho prosperar a la Humanidad, pero que rara vez son mencionadas en los libros de texto, artículos especializados o medios de comunicación de masas. Tenemos la cultura de la violación, tenemos la violencia de género, tenemos a la mujer-objeto y a la mujer-producto, tenemos la normalización del acoso sexual y el aire de permisividad que lo rodea... que nadie me venga con hostias: ser mujer en nuestro mundo es un asco.

"¡¡Pero entran gratis en la discoteeeca!!"

Porque son ganado para atraer a los lobos.

"¡¡Pero se quedan con la custodia de lxs hiiiijxs!!"

Hostia... a ver quién lxs ha llevado dentro durante nueve meses.

Parece que siempre haya un "pero, pero, pero...", como si las excepciones justificasen la norma: con la custodia de tus hijxs y bailando dentro de la discoteca sin haber pagado sigue siendo un asco ser mujer. Aunque seas una de esas pocas cabronas que maltratan a su pareja, sigue siendo un asco ser mujer. Y no debería serlo. Tu género no debería condicionar tu vida y menos si es para mal.

Y, claro, ante el estado de las cosas y con el siempre firme propósito de ser parte de la solución y no del problema, uno se pregunta "¿qué puedo hacer yo al respecto?". A nivel práctico es muy sencillo todo: tratar a las personas como quiero que me traten a mi, independientemente de su género. Vamos, que con no ser un machito gilipollas poco más tendría que cambiar en mi día a día... pero ¿es tan sencillo realmente? ¿qué es "ser un machito gilipollas"? ¿hasta qué punto soy consciente de todos los comportamientos e ideas sexistas que han sido inyectados en mi mente social, política y culturalmente?

No llega con ser muy anarquista y tener claro que el enemigo es el Poder y que el Patriarcado es una parte de este, ni llega con tratar a tus iguales como iguales... es necesario acercarse al movimiento feminista y es necesaria la comunicación con las mujeres si de verdad quieres cambiar las cosas. Son ellas las oprimidas, son ellas las agredidas, son ellas las que mejor saben qué es machista y qué no lo es. Y sin embargo, aunque esto sea así... en internet, cuando, como hombre, te acercas al feminismo, es todo un puto caos y hay roces extraños, hay desconfianza, hay ataques, hay... muchas cosas que no deberían pasar. Y esto no lo digo porque YO haya tenido ninguna experiencia personal negativa con el movimiento feminista (al contrario), lo digo porque veo a diario en la red cómo desde cierto feminismo se ataca más al "aliado" que al auténtico machirulo, cómo se exige un nivel de "pureza" que parece olvidar que somos todxs humanxs, que nos equivocamos, que aprendemos por ensayo-error y que, hostia, si estás intentando acercarte al feminismo, tan machirulo no serás.

Una de las cosas que impone el Patriarcado a la mujer es una falsa perfección que NADIE posee: no hagáis vosotras lo mismo, que aquí la cagamos todxs en un momento dado. Puedo entender un cierto nivel de desconfianza hacia "el hombre" (como concepto), pero de ahí a linchar públicamente a alguien con un discurso pro-feminismo consistente en el tiempo por haber hecho el chiste equivocado o por tener la opinión equivocada en algún tema concreto hay un trecho largo.

Para no mezclar temas, dejemos las incoherencias que todxs tenemos a un lado (sí, hay que corregirlas, hay que cambiarlas, pero no a hostias si puede ser) y centrémonos en lo de las "opiniones equivocadas". En el feminismo más mainstream hay una especie de tendencia al pensamiento único que me parece no sólo peligrosa, sino inducida y fomentada desde arriba para 1) enfrentar y dividir y 2) perpetuar mierdas contra las que el feminismo lleva siglos luchando. Partamos de la sororidad (que es en sí un concepto positivo) para acabar defendiendo la depilación, el hiyab o la prostitución como si fueran "derechos de las mujeres" y empoderamiento... y que nadie ose criticar nuestras posturas, o acabará en el cajón de las feministas "not true enough" en caso de ser mujer o en el de los machirulos mansplainers en caso de ser hombre.

Esa mierda es contraproducente a todos los niveles. Para empezar, porque te polariza y te empuja hacia la intransigencia. Por ejemplo, yo mismo soy bastante "vive y deja vivir"... ¿que eres feminista pero opinas que el hiyab es un derecho cultural y empodera? Pues bien por ti. Opino que te equivocas, pero es tu derecho tener una postura propia y yo no le voy a decir a ninguna mujer cómo debe ser feminista. El problema llega cuando tener una opinión discordante te hace (aparentemente) menos feminista. Cuando no puedes decir que "oye... tú vístete como quieras, pero ¿el hiyab no es una imposición del patriarcado islámico?" sin que te respondan que eres un islamófobo mansplainer rancio y fascista, que el Islam es una religión de amor (igualico que el cristianismo, mire usted), que el Corán es mega progresista respecto a los derechos de las mujeres y que qué sabrás tú. La opinión políticamente correcta y "oficial" del feminismo mainstream sobre el hiyab es defenderlo y decir lo obvio (que es imposición patriarcal) se considera una especie de pecado. Y ni siquiera tienen argumentos para defender el uso del hiyab aparte de un subjetivo "no lo llevo por imposición, sino porque quiero". Como decía, esa mierda te polariza... se condena tanto a quien difiere de la postura oficial que al final te dan ganas de decir "¿pero sois tontas o qué mierda os pasa? ¿me vais a defender también el matrimonio por la iglesia?". Y ahí las tenemos, bien plantaditas, las semillas de la DIVISIÓN. 

Internet multiplica esto por mil, porque en internet todo el mundo la tiene más larga que nadie y los debates degeneran en duelos de raperxs más rápido que la hostia. Pongamos que eres una mujer feminista y que llegas a alguna página feminista de facebook con la idea de aprender y de ampliar tu visión del tema hablando con otras feministas pero, cuando dices que la prostitución no te parece que empodere una mierda, te salta encima una especie de ejército que piensa en bloque y que no quiere debatir contigo sino que opines como el bloque. Hay quien te argumenta más o menos razonadamente, hay quien te llama reaccionaria, hay quien te dice que eres machista, hay quien te insulta... pero no hay nadie que te escuche realmente. Hay una postura "oficial" sobre el tema y dará igual que intentes razonar: se le dará la vuelta a tus palabras y se utilizarán en tu contra, se recurrirá al ataque personal, se te hablará de manera condescendiente... y, lo peor de todo, las únicas voces en tu favor serán las de machirulos y mujeres antifeministas que pasaban por allí y han decidido que "vamos a aprovechar la ocasión para llamar putas locas a las feminazis". De repente te verás en el bando enemigo sin comerlo ni beberlo.

Por supuesto, te largarás escamada de esa página y buscarás otra donde no se defienda a capa y espada algo como la prostitución. La encontrarás y en tu vida ya habrá dos feminismos, uno real (con el que comulgas) y uno falso (que, madre mía, defiende la jodida prostitución). Di-vi-sión. Nacida del pensamiento único. Lo peor de todo esto es que el Sistema le da más voz al feminismo neoliberal que a cualquier otro y lo han convertido en una especie de moda, por lo que hay toda una generación de niñas que están siendo empapadas con la idea de que el feminismo consiste en que si eres mujer y has decidido depilarte, depilarse es feminista. En que si decides dejar que utilicen tu vagina a cambio de dinero, esa decisión es libre y te da poder sobre tu cuerpo y sobre el hombre, por lo que la prostitución es feminista. En que si te pones el hiyab porque quieres y no porque te lo mande tu padre, eres feminista.

Y eso es el puto mundo al revés... es necesario respetar a la prostituta, a la musulmana, a la mujer depilada, a la casada, a todas las mujeres que sufren opresiones fruto del Sistema y de la cultura, esas mujeres pueden ser feministas, deberían serlo, pero lo que se está haciendo es elevar sus opresiones hasta la categoría de valores del feminismo. Y valores indiscutibles aún encima. Se está maquillando al Patriarcado para que sean las propias mujeres las que se opriman a sí mismas y se le está llamando feminismo.

Me desvío... no quería realmente atacar al feminismo neoliberal porque, si no quiero pensamiento único, no debería decirle a nadie que está equivocadx sólo porque no vea algunos temas igual que yo, pero es que me cabrea sobremanera la división que genera ese neofeminismo porque al final, con todo esto, el perjudicado es el feminismo real, como movimiento. Las distintas ramas están defendiendo visceralmente en la red cosas súper dispares y contradictorias y, aún encima, se echan mierda unas a otras, con lo que desde fuera, si no te molestas en informarte un poco, sólo verás a las putas locas que siempre te han dicho que son las feministas. Todo eso desprestigia y confunde. 

Y yo, que sigo de cerca al movimiento feminista porque quiero aprender y crecer, me veo leyendo y callando cuando se tocan temas como la defensa de la prostitución, porque aunque me parezca la forma más baja y rastrera de explotación del Sistema Capitalista, si lo digo 1) seré un machirulo/mansplainer/cuñadísimo y 2) seré defendido por machirulos y cuñados que utilizarán mi razonamiento para atacar al feminismo. Y por eso digo que lo mejor es apartarse del rollo feminista internetero lo más que uno pueda... esas mierdas en realidad son debates internos que no están cerrados aún y que, con la moda del feminismo y la opinión gratuita en internet, se desvían y distorsionan de manera brutal porque tienes a cientos de personas (feministas y antifeministas) que en realidad no tienen ni puta idea de nada porque llevan ahí dos días pero que hablan, opinan y atacan como si se les fuese la vida en ello y al final lo único que hacen es desviar tu atención de cosas importantes como la cultura de la violación, o el feminicidio... o la explotación sexual. Decirle a un grupo feminista que le está haciendo la camita al Patriarcado cuando defiende la prostitución no te va a llevar a ningún lado positivo. Es mucho mejor callar y seguir sin consumir prostitución que, quien sea realmente feminista, ya se dará cuenta antes o después de lo podrido de la postura neoliberal ella solita. 

Pero me jode tener que callar. Me jode sentir que me van a meter en el bando de gente como Pérez-Reverte si me meto con el hiyab. Me jode haber llegado a la conclusión de que es mejor no hacer publicaciones sobre temas que tengan que ver con el feminismo en facebook. Me jode saber que alguna leerá esto y pensará "orgullo de machito herido porque le hemos quitado el privilegio de opinar" cuando de machito tengo entre poco y nada y mis opiniones van a favor de vuestra lucha. Que yo soy tío, que lo fácil sería dejar que os jodan y aprovecharme de la situación y sin embargo aquí estoy, intentando cambiar algo. Y no. No espero que me des las gracias. No lo hago por eso. Pero puto valóralo y si vas a atacar o a ser condescendiente, hazlo con quien sea tu enemigo.

Me jode tener que callar, decía, pero es lo más inteligente y es el consejo que le daría a cualquier tío "aliado", feminista o como carajo os queráis llamar: no enarboléis la bandera del feminismo, por muchas ganas que podáis tener de hacerlo, y dejad que las mujeres la ondeen, que se expresen y que se aclaren. Ya acabarán ellas mismas con el falso feminismo. Seguid de cerca sus debates pero no os metáis ni entorpezcáis. Lo realmente importante es seguir aprendiendo a no ser un baboso, ni un agresor, ni un mansplainer, ni nada de eso que no hay que ser. Seguir aprendiendo a ser persona con las personas, que puede parecer lo más sencillo del mundo, pero no lo es porque estamos más manipuladxs que la hostia. 

A pesar de que creo que ha quedado claro que para mí hay un feminismo real y uno falso, ambos pertenecen a la mujer y me reafirmo en que son ellas las oprimidas, son ellas las agredidas y son ellas las que mejor saben qué es machista y qué no lo es...

Hasta del feminismo falso se saca algo en limpio si quieres hacerlo. 

Y, bueno, si aún así el Sistema nos sigue dividiendo... será porque nos lo merecemos. 

I mean: ya os he dicho que yo nunca jamás he tenido ningún problema con ninguna feminista ¿no? Pues eso. Si sabes hablar y también escuchar, la división no aparece, aunque exista la diferencia. Pero hay que comunicarse y entenderse en el mundo real, no en la puta red. Cara a cara ni callo, ni es necesario que lo haga... y no hay roces ni desconfianzas (he de reconocer que me costó entender cual era mi sitio en todo esto, pero fue en buen plan XD). Internet en cambio es cáncer.

Y hablando mal de internet... esta chica sabe. Aunque sea marxista. Deberíais seguirla.

No hay comentarios: