martes, 30 de diciembre de 2014

Otra Gente Tiene Hijxs...

... para sentir que su existencia significa algo. Yo rasco cuerdas, gruño, hago canciones, colaboro en que las canciones de otra gente tengan algo más encima de lo que ya había en un principio, grabo discos, doy conciertos y luego, cuando me escucho a mí mismo, me siento inmortal. Es una falsa inmortalidad, al igual que es falsa la sensación de que teniendo hijxs dejamos algo nuestro en el mundo. Mis canciones quedarán enterradas en el olvido pronto, al igual que el recuerdo de la existencia de quienes hoy son progenitores se borrará completamente tras unas cuantas generaciones. Somos efímerxs, por mucho que pensemos que el mundo gira a nuestro alrededor. Pero no nos pongamos existencialistas, que no era la idea.

La idea es contaros que he tenido un hijo con mis compis de Asegún. Es pequeñito comparado con su hermano, pero grita mucho más alto, sobre todo por las noches. Y es mucho más mío que el otro. Cuando Los Vivos Envidien A Los Muertos fue un disco al que quise en su momento, sí, pero lo cierto es que muy mío no era... cuando aterricé en Asegún, las canciones ya estaban compuestas y una de ellas (El Miedo) ya estaba incluso grabada, por lo que mi aportación personal en el primer CD fue muy, muy, muy pequeña. Un trocito de Patadas Patodos, unos cambios en Acitilop y pare usted de contar. El resto fue ejecutar riffs de otra gente. 



La Culpa Es Tuya es distinto... he visto nacer y crecer cada una de estas canciones, he puesto mi guinda en todas ellas (en Cáncer no tanto, que ya partía de bien XD pero me gusta tanto tantísimo mi solo del final que da igual XD), y Borregos es mía-mía... es decir, lo es del mismo modo que Mierda a Paladas es de Aarón: la compuse yo y la pulimos entre todos. Trabajo en equipo, hermanxs. Incluso la versión de Def Con Dos es el resultado de darle vueltas a la original en los ensayos. Nada de que llegue uno y le diga al resto "esto va a ser así". Creo que ese rollo colaborativo se nota... que le da una consistencia y homogeneidad a nuestro sonido que antes tal vez no teníamos. O igual no, igual son todo cosas mías. De todos modos estoy orgulloso de la hostia del CD nuevo. Y además empezamos a ir bastante a toda hostia. Y eso mola. O mucho cambian las cosas o el próximo va a ser ya Death Metal XD. 

En fin... que aquí estamos, contra viento y marea.

Una cosilla más: la intro y outro son mucho más de lo que parecen. Alguna vez he contado ya en este blog que mi pueblo es un hervidero cultural. Pues en esa parrafada y en ese "la culpa es tuya" está bastante bien representado... esas voces que a la mayoría no os dirán nada pertenecen a miembros de grupos locales, cantautores, etc... es la voz de "la escena", MI escena, esa que es una puta mierda pero a ver qué coño haríamos sin ella. Incluso mi madre sale. Que lo flipas. 

Y ahora sí, dejo de escribir de una puta vez.

Disfrutad del nuevo E.P. de Asegún, amiguitxs ;)

martes, 9 de diciembre de 2014

Asegún Te Quiere Muerto

Pongámonos en antecedentes: sábado noche, en la puerta del garito infame de siempre, la novia de un colega que resulta que estudia Bellas Artes nos dice que quiere hacer un videoclip de Asegún. Hablamos con ella, le damos vueltas al tema, decidimos la canción adecuada (por duración, básicamente XD) y maquinamos una historia que contar en el vídeo. Al poco nos pasa un guión/script/como-hostias-se-llame y nosotros empezamos a intentar liar a toda la gente liable para que ejerciesen la noble función de actores/actrices por la jeta. Que todo el mundo decía que sí, que guay, que molaba, que conste... pero cuando llegó el día del rodaje, allá por marzo, allí estábamos cuatro gatxs. 

No fucking problem. Así tocábamos a más birras por cabeza.

Bebimos. Grabamos. Nos reímos. Bebimos un poco más y cuando nos quisimos dar cuenta, el trabajo estaba hecho. Ya sólo quedaba la parte más fácil a la par que aburrida: grabar los planos del grupo tocando la canción y que la directora montase todo aquello guapamente. Os recuerdo que era marzo para que lo de que no consiguiésemos quedar para grabar el playback hasta finales de julio sea más clamoroso. Sí, hermanxs, tardamos casi cuatro meses en llegar a grabar "lo fácil". Igualmente fueron birras y risas y buen rollete, que conste. Aquí nadie tenía prisa por nada. Pero fueron cuatro mesazos con lxs colegas preguntándose qué coño estaría pasando con ese vídeo para el que les hicieron correr tanto tantísimo. 

Y después de grabar eso, aún tocaba esperar más. Y la directora que lo deja con su novio (esto debe ser una maldición de Asegún, porque el montaje del vídeo de John Third Angel también se vio interrumpido por una ruptura del director con su pareja). Y el novio (que, recordemos, era el "amigo" de Asegún) nos dice que ná, que lo va a hacer igual, faltaría más. Pues guay... seguiremos esperaaaando. Total, que, tras meter presión de varias maneras (una de ellas fue publicar el "making of") para que lo acabase cuanto antes, en octubre la chica nos envía su videoclip, y creedme cuando os digo que la cosa no podía ser más desastrosa... no me quiero quemar contándoos de cuántas formas distintas la cagó porque, al fin y al cabo, está aprendiendo, pero aquello no era presentable de ninguna de las maneras. Al final, no sé muy bien cómo, Aarón la convenció para que nos diese los vídeos originales para montarlos nosotros mismos. Nos los pasó, Aarón y yo nos tiramos una tarde clasificándolos, y, no sé en qué maldita hora, me comprometí a hacer un vídeo guapo guapérrimo con todo aquello.

Axioma: siempre que montas un vídeo de alguna canción, acabas odiándola. 

Menos mal que ya no la tocamos.

En fin... por diversas razones que no viene a cuento mencionar (porque sería de quejica), me costó lo mío cuadrar las cosas y hacer que el resultado fuese medio convincente, pero al final creo que he hecho algo molante. Tiene dos o tres gambazos, pero en general... da el pego ¿que no?


No sé... yo lo veo y siento que he formado parte de algo grande. Algo grande construido desde la nada. De ahí que, cuando lo compartí en facebook, en lugar de colgarme la medalla de "lo he montado yo", escribiese un pequeño texto sobre el DIY que ha pasado sin pena ni gloria ante los ojos de mis contactos. Sí, yo lo he montado, pero sin las GANAS de Asegún, sin la colaboración DESINTERESADA de toda la gente que echó una mano en el rodaje y sin los vídeos que grabaron tanto la directora como otras tres personas... no habría nada de nada. No hay sitio para el egocentrismo aquí. Como tampoco lo hay para los aplausos... esto no lo hacemos para nadie. Lo hacemos para nosotrxs.

Cierro la entrada con el texto que publiqué en facebook junto al vídeo.

¡Hasta la próxima, amiguitxs! ;)


"¿Qué es underground?" me preguntas mientras clavas en mi pupila tu pupila que no puede ser azul, porque es un jodido agujero. Underground es el metro. Sobre todo el de Londres. Y underground es la gente que usa el metro para moverse, porque son tan pobres como tú y como yo. Tan pobres como lxs primerxs pankis que decidieron que ya estaba bien de esperar a que la EMI se fijase en ellxs y se buscaron la vida para autoeditar su propia música. 

No eran realmente conscientes de lo que estaban iniciando, pero plantaron las semillas de algo hermoso: cuando la Industria no te quiere, crea tu propia Industria. No lxs necesitas. Mueve el culo y haz tú mismx las cosas. Desde entonces, paralelamente al circuito musical comercial, con sus lanzamientos multitudinarios arropados por machacantes campañas publicitarias, con su estética de diseño y sus 40 Principales, ha ido creciendo cada vez más una escena que se mueve únicamente por las ganas de expresarse y por el puro placer de tocar, de pasarlo bien, de crear... 

Este vídeo es una prueba más de que no es necesario estar dentro de ninguna Industria ni manejar cantidades inmorales de dinero para hacer cosas DIGNAS. Basta con tener ganas, ideas y el apoyo de unxs cuantxs amigxs (y birras pa todas, claro). 

Sé que muchxs no lo entendéis. Que a muchxs todo esto os da igual. Que nos miráis con indiferencia o condescendencia, pero, francamente, no podría importarme menos. Sabemos que somos algo efímero, pero ese algo efímero me hace sentir más vivo que cualquier otra cosa. Y eso, hermanxs, no tiene precio. 

Y sí, claro que nos gustaría ser mainstream y vivir de esto, pero ya que sabemos que eso no va a pasar, al menos vamos a gritar lo más alto que nos sea posible. 

Y que les jodan a todxs.