lunes, 7 de abril de 2014

Conocimientos Perdidos

La sociedad nos empuja cada vez más hacia la parcelación del conocimiento y la creciente especialización laboral (serás muchísimo más productivx si sabes mucho sobre algo muy concreto que si sabes bastante sobre áreas de conocimiento más amplias), y, a la vez que eso, nos facilita cada vez más la vida con todo tipo de aparatejos, productos y servicios destinados a que tengamos que dedicar el mínimo esfuerzo posible para todo. ¿Si puedes comprar algo ya hecho, por qué vas a intentar hacerlo tú mismx? ¿Si puedes evitar aprender algo, por qué esforzarse? ¿Si puedes evitar moverte, por qué no vas a quedarte quietx? Tenemos coches que aparcan por nosotrxs, comidas precocinadas que sólo hay que calentar en el micro y ya están listas, luces que se encienden solas cuando entras en la habitación, GPS que nos evitan tener que saber interpretar un mapa, teléfonos que memorizan números para que no tengamos que marcarlos... nuestras vidas caminan hacia la automatización y el mínimo esfuerzo en absolutamente todos los campos sin prisa, pero sin pausa.

No tengo nada en contra de que la gente disfrute (disfrutemos) de un cierto grado de comodidad, pero sin embargo, creo que en cierto modo lo que estamos ganando en comodidad lo estamos perdiendo en autonomía y en capacidad de desarrollo intelectual. Y creo que una sociedad repleta de personas "especialistas" en una única materia y a las que se les da todo lo demás masticado cual papilla es una sociedad inmersa en un proceso de creciente idiotización. El cerebro es como una máquina que se engrasa y funciona mejor cuanto más lo utilizas, y la realidad que nos ha tocado vivir nos empuja a utilizarlo cada vez menos. Me viene a la mente cómo el abuelo de una ex se fabricó una sierra circular utilizando un motor de lavadora y una plancha metálica que se encontró tirada en la calle. Parece tan simple como sumar dos y dos una vez lo ves hecho, pero no es tan sencillo que se te ocurra la idea. Ese grado de inventiva es muy propio de la gente que creció en la precariedad y que conoció una sociedad en la que el concepto de "basura" era prácticamente inexistente. Nuestrxs abuelxs fueron gente que tuvo que buscarse la vida porque no tenían facilidades de ningún tipo, y por ello se convirtieron en personas polivalentes, que tanto te cambiaban unas tuberías como te construían un muro, y nosotrxs, en cambio, como lo tenemos todo, cada vez sabemos hacer menos cosas. Siempre le puedes pagar a otra persona para que lo haga por ti ¿no?

En la cúspide de todo esto, algo a lo que le he dado muchísimas vueltas en los últimos años es a lo indefensxs que estamos por algo tan simple como no saber cultivar nuestra propia comida. Aún habiéndome educado en un entorno rural y habiendo estado en contacto con el campo durante gran parte de mi vida, nunca jamás se me hizo partícipe de cómo funcionaba algo tan simple como una huerta, y lo cierto es que tampoco mostré el mínimo interés en aprender nada al respecto cuando tuve la oportunidad de hacerlo. Y entonces llegó un momento de mi vida en el que me dije "tío... tú sabes mucho de música, de ordenadores, de economía y de lo que te de la gana, pero no tienes ni PUTA IDEA de cómo o cuándo plantar una patata". Y me sentí un tanto estafado por el Sistema... de hecho, me sentí bastante idiota XD. Estamos hablando de supervivencia primaria... si el Sistema colapsase y dejásemos de tener la opción de ir al súper a comprar comida, el 90% de la gente que conozco estaría absolutamente vendida... porque no saben cómo o cuándo plantar una patata. Y ya ni quiero pensar qué coño haría la gente que vive en las ciudades, ya no sólo por la falta de conocimientos, sino también por la falta de recursos y espacio (mi mente apocalíptica está visualizando un éxodo rural a la inversa ahora mismo XD).

Por la parte que me toca, llevo ya una buena temporada intentando ponerle remedio a esto, no con libros, páginas web sobre el tema o vídeos de youtube, sino como realmente se aprenden estas cosas: con la azada y manchándome las manos. Y no sólo eso, sino que también he metido presión a mis estimadxs progenitorxs para que montasen un huerto ecológico en casa (para no iniciadxs: ecológico = ni abonos químicos, ni pesticidas, ni sulfatos, ni mierdas... todo natural).

La huerta de mis padres empezó tímidamente el año pasado, en un trocito de terreno, con cuatro berzas, unas lechugas, unos tomates... y no se pierdan el mini-invernadero Do It Yourself.


Sin embargo, la cosecha fue de todo menos tímida. El tomate casi parece transgénico XD.



Y, ante tan generosos (y sabrosos, brothers and sisters... nada que ver con lo que compras en el súper) resultados, el huerto casero se ha expandido, manteniendo el terreno inicial y aprovechando además una parcela distinta donde lxs antiguxs dueñxs de la casa tenían su propio terreno de cultivo hace muuuchos años.

No se pierdan el invernadero Do It Yourself reloaded, la cancela igualmente D.I.Y. y las fantabulosas barreras protectoras anti-caracoles hechas con cáscaras de huevo trituradas.







¿A dónde quiero llegar con todo esto? ¿Estoy haciendo una especie de apología de una vida rural de la que nuestrxs abuelxs estaban deseando que escapásemos? Se podría decir que en parte sí y en parte y no. Hago apología de algo tan evidente como hacer crecer tu propia comida de la tierra para no tener que comprarla. Hago apología de comer hortalizas, no mierda transgénica repleta de hormonas y jodido veneno. Hago apología de un modo de vida alternativo para estos tiempos de crisis que nos ha tocado vivir.


Y tampoco os quiero mentir... la mayoría de lo que veis en estas fotos es mérito de mi padre, no mío. Yo sé bastante de "teoría del huerto ecológico" y he aconsejado a mi padre sobre muchas cosas y muchos remedios alternativos a la química, pero la práctica aún la llevo más bien floja. A pesar de que he estado colaborando como voluntario en el huerto ecológico de cierto Centro de Educación Especial todo el curso pasado y lo que llevamos de este, aún tengo muchísimo que aprender sobre este tema. Y fueron las ganas de aprender (y la chica jipi que lleva el huerto del cole :P) las que me llevaron hace unas semanas hasta un sitio llamado "As Corcerizas". Yo creía que iba a un curso de "Permacultura y huerto ecológico", pero no, hermanxs... en realidad fui a pasar un fin de semana a un sitio perdido en las montañas de Orense que me dejó con la boca abierta en muchos sentidos. La entrada no va sobre As Corcerizas, pero no porque no se lo merezcan. Abreviando, As Corcerizas es una escuela de educación ambiental creada por la asociación ecologista "Amigos de la Tierra", y, en la práctica, son una serie de edificaciones ubicadas en un monte orensano, construidas siguiendo, dentro de lo posible, los principios de la bioconstrucción (edificios construidos integrándose lo más que se pueda en el entorno y orientados de tal manera que aprovechen la luz del sol para acumular calor en invierno y ser frescos en verano, calefacción de leña, gestión de residuos utilizando bacterias...) y en donde tienen jodida autonomía energética utilizando energías renovables. Que igual a vosotrxs todo esto no os dice nada, pero para mí ese sitio es la plasmación REAL de que otro mundo es posible. Una de tantas, vamos, pero una que mola mucho. A lo que iba, que me desvío XD el último día en As Corcerizas convertimos en unas horas una parcela de terreno bastante intratable en un pedazo de huerto súper chulo. Éramos unas 30 personas, claro XD aquello se ponen a hacerlo lxs tres que viven allí todo el año y les habría llevado días.






No sé si se aprecia realmente en las fotos, pero partimos de una cuesta con césped y aplicamos el "diseño" que se ve en la primera foto (para llegar hasta ahí, nos juntamos por grupos, cada uno hizo una propuesta y bla bla bla). Tanto el murito de piedra como los de troncos que se ven en la tercera foto los hicimos nosotros (ou yeah!!) para aprovechar el espacio disponible mejor. Lo del aprovechamiento del espacio y la correcta orientación del huerto son dos cosas con una importancia mucho mayor de lo que unx se imagina cuando no sabe gran cosa sobre el tema. El aprovechamiento del espacio es tal vez más de lógica (intentar producir lo máximo en el mínimo de terreno) pero algo tan simple como una respuesta incorrecta a la pregunta "¿cuántas horas de sol hay en esta parte del terreno?" te puede joder el trabajo de meses. Y basta con que haya un árbol mal puesto cerca para contestarla mal. No es sólo saber cómo y cuándo plantar una patata... es también saber dónde.

Bueno, tampoco os quiero aburrir entrando demasiado en los aspectos "técnicos" de cómo "autogestionar la alimentación" XD igual algunx de vosotrxs sabe el doble que yo sobre el tema, igual ni os interesa ni os importa, igual no tenéis ni la oportunidad de intentar algo así...

Donde antes había césped en As Corcerizas pronto habrá tomates, y me gusta haber formado parte de eso. Tampoco voy a darle más vueltas, que me descentro XD.

La cuestión, hermanxs, es que toda esta mierda os la está contando una persona que, hace dos años, no era capaz de diferenciar una planta de tomates de una hierba de cuneta. Y cada vez voy sabiendo más y más pequeñas cosas y trucos sobre autocultivo, lo que me dará una cierta autonomía en el caso de que las cosas se pongan realmente chungas. Creo firmemente que todxs deberíamos tener unos conocimientos básicos sobre el tema y que todas estas cosas que estoy aprendiendo por mi cuenta deberían formar parte del currículum básico en el sistema educativo. No con una presencia marginal, que ya la tiene, sino con un protagonismo real. Por supuesto, el Sistema no quiere que las cosas sean así... quiere que seamos pequeños engranajes moldeados con la forma que la maquinaria del Capitalismo necesite en cada momento, quiere que seamos mentes unidireccionales, pequeños zombies que produzcan una parte ínfima de las necesidades del mercado y paguen por todo el resto. Rebelarnos contra ello, no dejar que simplifiquen nuestras mentes ni encorseten nuestras capacidades y conocimientos, no permitir que nos conviertan en un eslabón más de la cadena que nos aprisiona a todxs, es algo que está en nuestra mano. Tenemos mucho más poder del que creemos, incluso individualmente... ya va siendo hora de empezar a utilizarlo.

¡¡Y eso es todo por hoy, amiguitxs!! ;)

Cierro la entrada con una canción que no significa nada, pero sí, pero no, pero todo lo contrario :P