lunes, 2 de septiembre de 2013

Summer Dying Fast

Echando la vista hacia atrás, me da la impresión de que este verano ha durado siete u ocho meses. Os lo juro... pienso en cosas que viví en junio y me parece que aquello ocurrió hace mil siglos y medio. Supongo que es lo que pasa cuando tienes una vida intensa XD no voy a airear gran cosa aquí, por supuesto, si mis amiguitxs de facebook no saben ni la mitad de la mierda en la que estoy implicado, vosotrxs no vais a ser más que ellxs, pero, ciñéndose a lo público... sólo entre los cuatro conciertos mal contados con Asegún y Frakaso y el Resurrection Fest, medio verano verano ya se convierte en una amalgama de sensaciones, y aún faltaría todo el resto (que no es poco).

Y, sin embargo... parece que mi verano se haya terminado repentinamente. Como una hostia en los dientes, la vuelta a mi vida "normal" me ha pillado completamente por sorpresa en una especie de "¿Eins? ¿yaaaa? ¡con lo bien que lo estábamos pasando!". No quiero ni pensar en lo efímero que será entonces el período vacacional para la gente con trabajos "de verdad"... ufs... bueno, tampoco me odiéis: vosotrxs no tendréis tiempo libre, pero yo no tengo dinero. No sé muy bien cual de las dos cosas será peor.

Ya estoy divagando XD

Mañana toca volver al cole para ensayar a toda hostia los temas que tocaremos XeRock Percusión en una actuación el sábado que viene después de haber tenido el verano entero para olvidarnos de las cosas. Eso es lo que llamo yo empezar con ganas XD. Y la verdad es que, pienso en ello, y no consigo verlo como un trabajo... para mí, lo de mañana no es exactamente una vuelta a la rutina, sino, simplemente, el final de mi verano. Como mucho podría decir que se termina una etapa y empieza otra nueva, y ¿qué mejor manera de empezarla que actualizando mi semi-abandonado blog?

Así que, aquí estamos otra vez, amiguitxs.

Espero que vuestro verano haya cundido ^^