jueves, 18 de julio de 2013

Con la boca pequeña...

No, no me gusta alardear de las cosas, y mucho menos cuando me dejan quedar bien,  por eso ha tardado la hostia en salir a la luz en mi entorno que llevo ya más de un año haciendo voluntariado en un Centro de Educación Especial del pueblico y por eso vosotrxs os estáis enterando ahora mismo de que trabajo con personas con discapacidad cinco días a la semana sin cobrar un céntimo por ello, y de que, de hecho, me tiro más horas en el centro que alguna gente que sí está contratada. Entre otras cosas, colaboro en el taller de música, que empezó siendo eso mismo, un taller, pero que desde mi llegada ha ido evolucionando hasta convertirse en un grupo llamado "XeRock Percusión" (paralelo a XeRock, el grupo de rock del centro que lleva ya 10 años funcionando)... y, claro, cuando de repente te encuentras tocando en la calle en Santiago de Compostela o te ves en un vídeo que va a ser presentado a un concurso, te dices "ya no puedo evitar que la gente sepa que hago esto".

No es que me avergüence de ello ni mucho menos, ojo, es que... a ver... ¿cómo sacas el tema de manera natural sin que parezca que pretendes que te den palmaditas en la espalda y te digan "¡¡qué buenx eres!!"? ¿Con qué cara miras a la gente que no entiende por qué lo haces? y, lo más importante... ¿qué coño le importa a nadie lo que haga o deje de hacer con mi vida?

Pero bueno, lo dicho, las cosas salen a la luz antes o después... ahora mismo, en el pueblico, todo el mundo sabe ya que ando metido de lleno en el Centro, ya sea porque me han visto por la calle con lxs chavalxs, porque han escuchado alguna conversación sobre el tema cuando me voy de birras con algún/a compi "de curro" o, simplemente, porque alguien se lo ha contado. Sólo me faltaba que lo supiese "internet", y la publicación del primer vídeo de XeRock Percusión me parece una buena ocasión para reconocer públicamente que, en realidad, soy buena gente.

Qué le vamos a hacer.

Que conste que ya hace tiempo que había "pistas" por ahí... pero no creo que nadie se haya fijado lo suficiente en mi blog como para haber visto los enlaces al blog de Xerhorta o al de XeRock... y, sin embargo, ahí estaban.

Y, hermanxs, en verdad os digo que esxs chavalxs me han cambiado la vida, que, desde que empecé a trabajar con ellxs, soy otra persona distinta y lo veo todo desde una perspectiva distinta.

Tampoco voy a entrar en detalle, o empezaríais a saber demasiado y... tendría que mataros.

Os dejo con el vídeo de XeRock Percusión y con una frase lapidaria: en directo somos mil millones de veces más guays.