sábado, 18 de mayo de 2013

Noches del Monk

Cuando tus colegas deciden abrir un bar, tu vida cambia... irremediablemente. Yo me había retirado del "mundo de la noche" del pueblico hacía unos cuantos años ya. Sí, quedaba con mis amigxs los sábados por la noche, pero nos limitábamos a cenar en el piso de algunx de ellxs, tomarnos unas birras y luego cada unx pa su casa. Rollo "ya semos gente madura". Y entonces, hace (¡¡ya!!) sobre unos dos años, un par de colegas cogieron As Pozas, mítico garito "de salir" del pueblo, y lo convirtieron en el Monk Bar. Y ya nada volvió a ser igual desde entonces.


El Monk, le pese a quien le pese, no tiene absolutamente nada que ver con lo que fue As Pozas: no ponen la misma música, no está la misma gente y tampoco es la misma actitud. Nacido con vocación de "sitio distinto", es TAN distinto que algún sábado noche me he llegado a ver allí solo con lxs camarerxs. Pero creo que es mejor no hablar de eso XD. Lo realmente jodido del sitio es que, no sé muy bien qué coño tiene, pero me atrapa... siempre que voy allí con la idea de tomarme un par de birras, acabo marchándome a las siete de la mañana, cuando cierran de verdad (tras una horita o dos a verja bajada :P). Será por la música rebuscada que pinchan, será por las birras y chupitos gratis que aparecen mágicamente delante de mí, será por la peculiar conversación y trato que te dan los dueños, será porque la "parroquia" se compone de ex compañerxs de clase y ex compañerxs de borracheras de mis 16, será porque ver cómo lxs camarerxs van más pedo que la clientela es hipnotizante... o tal vez sea por una mezcla de todo. O incluso por las drogas a las que me quiere invitar todo dios (en serio... ¿la cocaína la regalan o qué coño pasa?).

No lo sé, ni lo entiendo, pero lo de "salir de noche y volver de día" se ha convertido en una especie de espiral maldita que me absorbe y de la que he tenido que escapar quedándome en casa algún fin de semana que otro, porque, si salgo, se en dónde (y en qué estado XD) voy a acabar. A veces un poco de "si sigues a este ritmo vas a acabar mal" sienta bien. Y que conste en acta que no me meto ninguna de las drogas que me ofrecen y que sólo me maltrato a base de alcohol (Long Island Iced Tea is THA way).


Y sin embargo, por supuesto, siempre acabo volviendo antes o después... ya sea porque hay algún conciertillo, porque he quedado con alguien o porque, simplemente, me cuesta quedarme en casa un sábado por la noche (o un viernes... o ambos XD). Y sé que, por mucho que me repita que esta vez sólo va a ser una birra, voy a entrar allí, y estará sonando Turbonegro, y el señor R. se acercará y, en lugar de preguntarme qué quiero tomar, me dirá "llevo un ciego de la hostia... no sé qué tomarme ahora... ¿qué bebo, J? ¿qué bebo?", y me contagiaré del ambiente y acabaré pidiendo el primer Long Island de la noche...

Por cierto, para quien no lo sepa, el Long Island lleva: ron, vodka, ginebra, tequila, Cointreau, el zumo de media lima, azúcar y un chorrito de coca cola. Al menos en mi receta particular... siempre me dicen que le echo muy poca cola :P

Tal vez esté dando un poco la impresión de que lo único que importa del Monk es el alcohol. No, hermanxs, no. El alcohol es lo de menos. Al final lo importante es la actitud, el "preferimos que esto esté vacío a pinchar una de Fito", el "abrimos por las mañanas para poner cafés, pero NO tenemos tele (ni prensa deportiva)", el "vamos a hacer jam sessions los jueves por la noche, aunque no venga ni Cristo".


Y también está la música, claro... los Misfits, Refused, Mudhoney, los Pistols, los Dead Kennedys, los cuatrocientos grupos rebuscados de "Garage" ("Punk" para R; gran discusión, por cierto :P), y la música negra, y Turbonegro (a quienes conocía pero no apreciaba hasta que las noches del Monk me fueron haciendo cambiar de opinión) y también cosas chunguérrimas y aburridas... lo bueno del Monk es que, realmente, nunca sabes qué esperarte.

Y ya que he mentado a Turbonegro, ¿qué mejor manera de cerrar una entrada que parece no ir hacia ningún lado que colgando su mejor disco en descarga directa?

Turbonegro: Apocalypse Dudes



1. The Age of Pamparius 5:59 
2. Selfdestructo Bust 2:55 
3. Get It On 4:08 
4. Rock Against Ass 3:49 
5. Don't Say Motherfucker, Motherfucker 2:10 
6. Rendezvous with Anus 1:59 
7. Zillion Dollar Sadist 3:20 
8. Prince of the Rodeo 3:45 
9. Back to Dungaree High 2:57 
10. Are You Ready (For Some Darkness) 3:35 
11. Monkey on Your Back 2:52 
12. Humiliation Street 5:54 
 13. Good Head 4:08



Por si alguien no sabe cómo suenan, os pongo también un vídeo:

Get It On
(Turbonegro)


Y... esto es todo por hoy, amiguitxs.

1 comentario:

Oz dijo...

Excelente post amigo, muchas gracias por compartirlo, Django es una de las mejores películas de Tarantino en mi opinión ,da gusto visitar tu Blog.
Te invito al mio de Cine de Acción, seguro que te gustará:
http://heroes-de-accion.blogspot.com/

Un gran saludo, Oz.