lunes, 25 de junio de 2012

Grupos chanchi-guays que me vi en el Hellfest, Vol. 1

Brujería 


Tenía 16 o 17 años cuando José Bernardo me pasó aquella cinta con un variado de grupos, cada uno un poco más bestia que el anterior y, entre Cannibal Corpse, Napalm Death, Slayer y Sepultura, había dos canciones de Brujería: Leyes Narcos y Matando Güeros. Yo, cuando tenía 16 años, era bastante más cazurro que ahora, y por eso el rollo satánico-chungo-cutre de aquellas dos canciones me cautivó de tal manera que hasta me compré el CD, y fijaos si era yo cazurro que, a pesar de lo mal grabado, mal tocado y mal compuesto que está el Matando Güeros de Brujería (ya ni hablemos del "buen gusto" de la mayoría de las letras), se convirtió en uno de mis discos "de cabecera" durante la hoooostia de tiempo. Cuando salió el Raza Odiada también me lo compré, y la verdad es que, exceptuando las últimas canciones, que provenían de distintos singles antiguos del grupo, aquello era un nivel distinto al primer disco: todo suena mejor, más "en el sitio" y las guitarras son contundentes como una patada en la cara.

Al margen ya de la música, alrededor de Brujería también estaba la leyenda: de aquella internet era una cosa así como de ciencia ficción, y la información sobre el grupo era escasa y dudosa, todo eran rumores y no acababa de estar demasiado claro quién tocaba en Brujería. Ellos aseguraban ser auténticos narcos-satánicos, por supuesto, pero en los créditos del Matando Güeros se le daban las gracias a elementos como "Fe no mas" (Faith No More), "Factoría de miedo" (Fear Factory), los hermanos Araya, Gelatino (Jello Biafra), Sepulculero (¿Max Cavalera?), Carcass o la Familia Cazares... con tanto nombre conocido implicado, Brujería se ganó la fama de "súper-grupo", a pesar de que no se sabía quién hacía qué y a pesar, también, de que el disco era bastante horrendo a nivel de ejecución. De todas maneras, contar con tanta gente de renombre entre sus filas también provocó que el grupo fuese despreciado y odiado, recibiendo críticas feroces por parte de muchos medios de la prensa musical. Críticas que se pasaron por el forro con un "Esto no es un juego", sacando el Raza Odiada, un disco en condiciones, con buen sonido y contundentes interpretaciones en cuyo libreto podemos leer "Escrito y grabado en dos semanas, aunque no crea en brujos" XD.

Y allí estaba yo el pasado viernes 15, unos diecisiete años después de todo lo que os estoy contando, sin haber escuchado Brujería en AÑOS, en la carpa extrema del Hellfest (AKA "la carpa azul") esperando a que saliesen los narcos satánicos a darnos nuestro merecido después de que todo el mundo me hubiese dicho que en directo son una mierda. Y... ¿qué queréis que os diga? ¿que son una mierda? ¿¿que son QUÉ?? ¡¡Los COJONES de Mahoma, que dicen que son de goma!! Desde la apertura, con la intro de Raza Odiada para abrir boca, que sientes que tu loca juventud vuelve a ti, y luego verles salir con las caras tapadas y sentir cómo te tiembla la camiseta con cada nota que tocan por la intensidad del sonido... te atrapa la vorágine, y, cuando te das cuenta, estás gritando cual mariachi, y resulta que recuerdas todas las letras, y que tocan todas las que quieres escuchar (incluyendo Cruza La Frontera, del primer disco), y, cuando llegan a Matando Güeros y sacan el machete... te das cuenta de que el asunto no es si son malos o buenos, ni si tocan bien o mal... son Brujería y los amas o los odias, lo sientes o no lo sientes.

Y yo lo sentí, hermanxs. Joder si lo sentí.

Voy a cerrar la entrada con un vídeo, para que quienes no les conocéis sepáis a qué suenan, y con sus dos primeros discos en descarga directa, recién ripeados de los originales ^^

¡¡Disfrutad, amiguitxs!!


La Migra (Cruza La Frontera II) 
(Brujería) 





Matando Güeros 




Raza Odiada


No hay comentarios: