martes, 12 de abril de 2011

Por Kurt y... por la Ministra Sinde


El pasado viernes 8 de abril se cumplieron 17 años de la muerte de Kurt Cobain, vocalista y principal compositor de Nirvana. Pensé en escribir algo sobre el tema aquel mismo día, no desde la "mitomanía" por supuesto, pero sí reconociendo su labor como artista y que su muerte fue una gran pérdida para el mundo de la música... pero me llegó un comunicado de Amnistía Internacional y me pareció bastante más importante publicarlo. No quería que algo tan banal como la música (que, por mucho que me apasione, no es NADA al lado de ciertas cosas horribles que están ocurriendo en el mundo ahora mismo) distrajese vuestra atención de la entrada sobre Libia, y por eso pasé mucho de hablar sobre la muerte de Kurt.

La verdad es que después me olvidé bastante del tema... hasta ayer. Como cada día, me disponía a pasar un buen rato viendo a Buenafuente y me encontré de bruces con la tan querida y apreciada Ministra Ángeles González-Sinde, que sonreía a cámara y trataba de hacerse la graciosa... y, como sé que Buenafuente JAMÁS es desagradable con sus invitadxs, ni polemiza, ni osa llevarles la contraria, intenté prepararme psicológicamente para la entrevista, para escuchar lo que iba a ser (fijo) una especie de apología de la Ley Sinde, palmadas en el culete para lxs malvadxs piratillas y argumento sobado tras argumento sobado hasta la debacle final. Pero no lo conseguí XD a los cinco minutos de entrevista, ya quería vomitar XD.

Ya no es sólo que seamos unxs cabronxs insensibles que se dedican a joder la Industria y a atacar a artistas de lo más respetable como Alejandro Sanz o el Ramoncín de los cojones... es que, aún encima, somos una panda de becerros y estamos manipulados por "ciertos medios de comunicación" que "crean opiniones sobre este tema y ponen a la gente en contra de lxs artistas". Y, amiguitxs... yo puedo entender que me digan que estamos haciéndole daño a la industria del arte, porque, queramos o no, es la verdad (y creo que yo nunca he ocultado que QUIERO joder a la Industria de la música), pero... que me llamen descerebrado a la puta cara sí que no se lo consiento a nadie.

Y que insulten a mi inteligencia contándome la peli de que, cuando ya nada se pueda descargar de manera gratuita, al haber mayor demanda, crecerá la oferta, y, por lo tanto, los precios del "arte" van a bajar me jode incluso más, porque, qué hostias... ¡¡es MENTIRA!! De hecho, los precios han bajado GRACIAS a la piratería, porque, si no hubiesen bajado, NI DIOS habría estado dispuestx a pagar por NADA.

Y... argumento deleznable tras argumento deleznable, en un momento dado se llegó al tema que me motivó a publicar esta entrada: resulta que se supone que lxs piratillas no somos capaces de asimilar que el arte es un trabajo, y que, como tal, debe ser remunerado. Y, no, querida Sinde... yo no estoy en contra de que el arte pueda ser un trabajo justamente remunerado, estoy en contra de lxs parásitos.

No voy a entrar de nuevo en cómo la Industria de la Música chupa la sangre de lxs músicos, porque es un tema del que ya he hablado largo y tendido en el pasado, pero sí que quiero decir una cosa: ¿qué pasa cuando el "trabajador del arte" ha muerto? Que alguien sigue cobrando dinero cada vez que se vende uno de sus discos XD preguntadle a la familia de Hendrix y veréis XD.

Y... así llegamos hasta Kurt. Si mañana vas a una tienda de discos y te compras el Nevermind, la mayor parte de la pasta que pagues se la llevará la discográfica de turno (no estoy seguro de cual es ahora mismo... mis CDs de Nirvana ponen "Sub Pop", "Geffen" y "MCA", pero son del año de la polka :P), y un pequeño porcentaje del precio se lo repartirán entre la anormal de Courtney Love, Krist Novoselic (ex-bajista de Nirvana) y Dave Grohl (ex-batería)... aunque realmente quien componía las canciones era Kurt.

Y... tal y como lo veo yo, las cosas no deberían ser así. Cuando un artista muere, su obra debería pasar a ser Patrimonio de la Humanidad, como lo son las composiciones de Mozart, la Capilla Sixtina o el Quijote. Puedo aceptar una cierta mercantilización del arte, por supuesto... alguien tiene que producir los CDs, hacerlo cuesta dinero, y tampoco es tan grave pagar por ellos (un precio razonable), aunque sean un formato cada vez más obsoleto... pero que se hable de "derechos de autor" cuando el autor resulta que lleva años criando malvas me parece entre absurdo e ilegal. Y, amiguitxs, si no hay derechos de autor reales, si la obra pasa a ser "patrimonio de la humanidad", hace acto de presencia el derecho de libre reproducción de dicha obra con fines no lucrativos, cosa que, hoy en día, hablando concretamente de la música, es más fácil que nunca, porque no implica costes, ya que no es necesario un soporte físico... copiar y compartir la música en formato mp3 no cuesta dinero (bueh... exceptuando lo que pagues a tu compañía de internet).

Así que, con esta entrada, REIVINDICO la LIBRE CIRCULACIÓN de la música por internet. Reivindico que se abandone de una vez el perverso NEGOCIO montado alrededor de lxs MÚSICOS MUERTXS, y reivindico, de paso, a Nirvana y a Kurt, "ripeando" mis CDs originales y subiéndolos a Megaupload, porque su música ES Patrimonio de la Humanidad, y debe ser transmitida, escuchada y valorada.

Kurt Cobain ha muerto... ¡¡Larga vida a Nirvana!!




Aquí os dejo, en descarga directa, la Discografía Básica de Nirvana (NO, el Unplugged NO está... que eso no es Nirvana ni es ná XD)

4 comentarios:

alcorze dijo...

Que no pare la bota de la música. Pues fíjate si son viejos mis LP que el Nevermind todavía me lo compré en vinilo porqueno tenía reproductor de CD.

El Cuervo del Infien-no dijo...

Es que el tiempo corre que no veas, Al... se para uno a pensar y se da cuenta de que ya han pasado ¡¡20 años!! desde que salió el Nevermind. Y en estos 20 años la tecnología ha avanzado tantísimo que casi marea pensar en ello.

Yo el Nevermind lo tenía en una cinta grabada XD y aún tengo por ahí perdida la cinta original del In Utero... porque tampoco tenía reproductor de CDs en la época de Nirvana.

Algunos años más tarde (no demasiados, no te creas) me pillé los CDs originales (a precio de saldo en el Alcampo :P) porque quería tenerlos, pero vamos... en su momento lo tuve todo en cinta.

Y la bota de la música no va a parar jamás... contra viento y marea ;)

¡¡Gracias por pasarte por aquí y comentar!!

Calavera dijo...

Completamente de acuerdo contigo, Zoltan: El trabajo de un músico muerto es patrimonio de la humanidad. Nada más en este momento se me ocurre que deben haber sido muchos los que se han lucrado con el trabajo de Lovecraft, cuando justamente él murió en la miseria...

Nunca fui muy seguidor de Nirvana, aunque en su momento parecía que todos mis amigos lo eran, pero aun así su trabajo es único y sincero, y eso es de admirar. Paz en su tumba.

;D

El Cuervo del Infien-no dijo...

Lovecraft o su "padrino espiritual", Poe, son buenos ejemplos de artistas que vivieron en la precariedad y que, sin embargo, han producido, producen y producirán grandes beneficios a gente que tiene poco que ver con ellos... aunque, claro... ¿y lo que mola tener pelis o videojuegos basados en su obra? XD

Bueh... no voy a cambiar mi discurso así de repente, pero está claro que también nos beneficiamos de la "mercantilización" de cosas que son Patrimonio de la Humanidad. En el fondo nada es "negro" o "blanco" y todo en esta vida está lleno de zonas grises en las que no está muy claro si estamos ante algo bueno o algo malo.

Pero lo de los músicos me parece una auténtica vergüenza... léase Kurt Cobain, Jimi Hendrix, John Lennon, Bon Scott, Jim Morrison... todos ellos se levantan de sus tumbas cada cierto tiempo para vendernos discos "nuevos"...

Y nah... yo mismo tuve mi historia de amor/odio con Nirvana, así que, no me voy a quejar si no son tu estilo, Ariakas :P

¡¡Gracias (por segunda vez hoy) por pasarte por aquí y comentar!!