sábado, 4 de septiembre de 2010

"Los Sindicatos Son Todos Unos Comepollas"

Esta lapidaria afirmación la soltó un amigo mío en su facebook hace unos días, basándose en lo que todxs sabemos que es una realidad: que los sindicatos "mayoritarios" del estado español no son más que una triste pantomima, un puñado de vividorxs con las manos atadas a base de subvenciones estatales que han firmado, en la breve historia de la democracia española, todo tipo de pactos en contra de la clase trabajadora, a la que se supone que deben defender. La escalada en la pérdida de derechos de la clase trabajadora no ha cesado desde la crisis de los 80, y siempre con el tan traído y llevado "diálogo social" como medio de actuación... y siempre en el nombre de la Paz Social y la Estabilidad Económica... aunque al final siempre nos toque pringar a lxs mismxs, aunque al final siempre se recorten un poco más los derechos de lxs trabajadorxs. La cuestión no es si se debe liberalizar más o no el mercado laboral... sino hasta dónde lo vamos a liberalizar esta vez. ¿Que la patronal nos pide el brazo entero? Estad tranquilitxs, queridxs proletarixs... que UGT y CC.OO. conseguirán que sólo os corten hasta el hombro...

Pero hay otros sindicatos... y existe un modelo sindical que no ve limitada su actuación por el principio de "no morder la mano que te da de comer". Obviamente estoy hablando del anarcosindicalismo y también del sindicato con más historia del estado español: la CNT, que cumple 100 años de existencia en 2010.


Yo no soy un afiliado de la CNT, ni defiendo al 100% sus postulados y actuaciones, pero, sin embargo, cuando mi amigo escribió su lapidaria afirmación de que "Los sindicatos son todos unos comepollas", me apresuré a decirle que no todos, que la CNT no le rinde cuentas a nadie, que no cobra un duro del estado y que tampoco participa en la gran farsa del diálogo social. Mi amigo me decía que los sindicatos callan ante las agresiones del gobierno y la patronal contra la clase trabajadora, y que tampoco había oído a la CNT decir nada sobre la nueva reforma laboral, y yo le contesté que la CNT no sólo nunca calla... sino que suelen decir cosas bastante interesantes. Otra cosa es que se le de publicidad a sus palabras. Los medios del sistema no dan voz a quienes van contra el sistema... es un axioma. Pero las calles siguen siendo nuestras, y la red también...

Aquí tenéis la postura de la CNT sobre la nueva reforma laboral



Ayer se publicaba el Decreto Ley de la reforma laboral firmado por el Consejo de Ministros. Dicho proyecto aún debe de pasar el control parlamentario, y con bastante probabilidad sufrirá algunos cambios; no en vano la redacción actual pone de manifiesto la chapucería con la que ha sido elaborado, así que, sin duda alguna y después del trámite de rigor, habrá una renovada y con cambios sustanciales. Pese a ello, las líneas fundamentales ya están trazadas y podemos afirmar que suponen un golpe sin precedentes a los derechos de la clase trabajadora desde la instauración de la democracia.

A grandes rasgos se pueden destacar los siguientes aspectos:

- Se abarata y subvenciona el despido, se bonifican toda una clase de contratos y se mantiene la posibilidad de despido colectivo simplemente con indicios de mala gestión (de forma que las empresas no tengan que argumentar suficientemente la mala situación), o cambio estructural. Es significativo que si la actuación empresarial es incorrecta, el despido colectivo no será ya nulo sino improcedente. Por tanto, no sólo se abre vía al mal hacer de las empresas sino que además se premia.

- Prácticamente desaparece la negociación colectiva pues se amplía la posibilidad de descuelgue del convenio sólo con indicios. Por otro lado, da más margen de actuación todavía a los sindicatos oficiales, pues aquellas empresas en conflicto donde no exista “representación unitaria” dicho conflicto será gestionado directamente por CCOO y UGT.

- Las ETT’s se convierten en entidades colaboradoras del INEM sin especificar cuál será ese alcance de colaboración y se prohiben tácitamente los vetos a las mismas en los convenios colectivos. Además entrarán en sectores antes prohibidos como el de la construcción. Tendrán ánimo de lucro.

- Por otra parte, se apuntan cuestiones importantes como la reforma de la LISOS (Ley de infracciones y sanciones en el orden social), régimen de la Seguridad Social... etc.

Ante tamaño ataque a nuestros derechos, la CNT, fiel a su compromiso con la clase trabajadora, no puede perderse en otros aspectos que no sean el de la confrontación directa contra los poderes económicos de este estado, que han demostrado su ineficiencia y miserabilidad para con la mayoría de la población –una minoría, por el contario, está obteniendo pingües beneficios con la excusa de la crisis-.

Es por eso que frente a la agresión que se nos viene encima la CNT debe de orquestar una respuesta continuada en el tiempo, independientemente incluso de la participación en las posibles huelgas convocadas, liderando la continuidad de la lucha y potenciando una estructuración interna ágil y eficaz.



La CNT de Valladolid, aún no estando de acuerdo en muchos aspectos con quienes convocan esta huelga general para el 29 de Septiembre, se suma a ella para tratar de evitar que los trabajadores perdamos los pocos derechos que nos quedan con la excusa de la grave crisis económica que padece este país, provocada por las clases más pudientes.

La "crisis" que padecemos, ha sido causada por el colapso del modelo de obtención de beneficios que venían usando los capitalistas. Los beneficios hasta los años 70 los obtenían principalmente mediante el tejido productivo industrial. Tras la crisis que se produjo en la década de los 70, este tejido productivo perdió peso frente a un capitalismo financiero en el que los beneficios se generan especulando con dinero.

Éste escenario ha propiciado que se forme una deuda que se ha ido ampliando. Aún estando en un primer momento a cargo de los bancos, se ha ido pasando a las empresas y a los estados.

En el momento actual, las empresas tienen que recortar gastos del mundo del trabajo para asegurar sus beneficios. Por lo tanto, necesitan una reforma laboral que permita transmitir su deuda a la población y garantizar así que puedan mantener sus beneficios.

Para poder entender las consecuencias que ésta reforma tiene sobre los trabajadores, hemos intentado elaborar una breve guía. Ésta guía no pretende ser un análisis exhaustivo del "Real Decreto-ley 10/2010, de 16 de junio, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo". Es una guía breve para entender la magnitud de la agresión que supone ésta reforma a la economía y los derechos de los trabajadores. Es un trabajo incompleto, ya que no se han incluido las enmiendas de los grupos parlamentarios recientemente aprobadas. Dichas enmiendas van a endurecer, a todas luces, el texto original del decreto.

No podemos permitir éste ataque contra los trabajadores y los más desfavorecidos. Los trabajadores debemos responder con la organización, para luchar por lo que es nuestro. Debemos responder alzando la voz y luchando contra quién nos quiere hacer pagar una deuda de la que no somos responsables. Debemos responder con fuerza y unidad porque las consecuencias están a la vista, más paro, más precariedad, más desigualdad, más pobreza... Porque queremos una sociedad más libre y más igualitaria.

No Queremos Paz, Sino La Victoria
(Sin Dios)



No nos veréis suplicar de rodillas
No nos veréis agachar la cabeza sin luchar
No queremos paz ¡¡ No !!

No queremos paz

No queremos paz sino la victoria
No queremos paz sino la victoria

Monopolio de la violencia,
es lo que ellos llaman paz
Monopolio de la represión,
es lo que llaman libertad
Y nuestra revuelta es
un grito de guerra
Un grito de amor,
un grito de vida, un grito de esperanza

Alzad los puños, empuñad las armas
Que hablen los barrios,
que chillen las calles

Resistencia, resistencia,
resistencia, resistencia

Ampliemos la lucha a todos los frentes
Ni paz ni mentiras, tan solo justicia

No queremos paz
No queremos paz
No queremos paz sino la victoria
No queremos paz sino la victoria

Nuestras derrotas solo prueban que somos poc@s luchando contra la infamia
Y de l@s espectador@s tan solo esperamos que se avergüencen

No queremos paz sino la victoria

No queremos paz sino la victoria

No queremos paz sino la victoria

No queremos paz sino la victoria

¡¡No queremos paz!!

No hay comentarios: