martes, 22 de junio de 2010

You All Want A Single...

KoRn fueron, durante mucho tiempo, mi grupo favorito... eran los únicos que de verdad me sorprendían con cada nuevo disco, los únicos que, mezclando melodía con cacofonía y con una cierta brutalidad, me parecían un soplo de aire fresco en el mundo de la música "metal", que estaba, a mediados de los noventa, muy anquilosada en sus propios estereotipos, tanto musicales como estéticos y temáticos. Y, de hecho, creo que fue el primer "gran grupo" al que vi en directo (si no contamos como grupos "grandes" a Siniestro Total o a los Heredeiros da Crus, claro).


Siendo totalmente sincero, tengo que confesar que, cuando un colega me apareció en casa con su primer disco, no me llamaron especialmente la atención, porque en ese momento estaba inmerso de cabeza en el submundo musical del Death Metal y cualquier cosa que oliese mínimamente a melodía me espantaba bastante más que ahora. Sin embargo, llegó un momento en el que todo el Death me sonaba igual, y, en busca de nuevas sensaciones, me compré el segundo disco de KoRn (Life Is Peachy), que acababa de salir, para maravillarme con lo que me encontré en él... las texturas que creaban con las guitarras, la voz y la manera de cantar de Jonathan Davis, la omnipresencia del bajo (que vale que ya había grupos que le daban más protagonismo del habitual, como los Red Hot Chili Peppers, o Primus, pero KoRn eran sensiblemente más potentes), y la fuerza que destilaban sus canciones, a pesar de la melodía... o incluso gracias a ella.



Canciones como Good God o Kill You me parecían más "violentas" que cualquier tema hiper-rápido-y-gutural de mis adorados Deicide: los contrastes entre melodía y guturales, los cambios radicales de ritmo y los crescendos (musicales y vocales) que iban desde la calma hasta la absoluta demencia con ese bajo aporreándote los tímpanos, esas guitarras graves hasta el punto de preguntarte si no se joderían los altavoces al reproducirlas y ese Jonathan totalmente desatado, gritando con más sentimiento del que ningún vocalista de Death Metal podrá tener jamás... con ese CD que compré simplemente "por probar" me ganaron completamente, a pesar de que ellos mismos digan que "el Life Is Peachy es una mierda de disco" (copyright: Jonathan Davis). A partir de ahí me convertí en un ciego "fan incondicional", me compré cada nuevo disco que sacaron, cerré los ojos ante ciertas declaraciones de lo más dudoso que soltaban de vez en cuando (decían cosas que evidenciaban sus ansias de FAMA y DINERO, y su voluntad de plegarse a los deseos del mercado para conseguir ambas cosas) y me dejé llevar por la constante evolución musical de un grupo que parecía reinventarse cada vez que sacaba un CD.



Pero... en algún momento de esa constante evolución musical, se perdió algo muy importante: la frescura, la autenticidad y el "sentimiento". Discos como Issues o el sobreproducido Untouchables presentan una perfección técnica innegable, pero, sin embargo, no transmiten nada... son fríos y asépticos. Son el producto de un "gran grupo" ejecutando canciones de manera casi mecánica y absolutamente domada. KoRn se dieron cuenta de que estaba "pasando algo" porque, a pesar de que sus nuevas canciones eran buenas, la gente no respondía ante ellas en sus directos como lo hacían con Blind, A.D.I.D.A.S. o Good God, y, además, las ventas anteriormente millonarias de sus discos habían bajado estrepitosamente.



Pensando que el problema estaba en el nivel de "brutalidad", editaron el Take A Look In The Mirror, un "back to basics" que buscaba complacer a sus fans: las guitarras eran más duras que nunca, Jonathan escupía guturales en casi cada canción y el slap en el bajo volvía a ser omnipresente, pero el problema de la frescura seguía ahí... todo en el disco está "en su sitio", medido, coordinado, y perfectamente estructurado. El vídeo que sacaron para promocionarlo (Y'all Want A Single) imitaba de mala manera el estilo "combativo" de grupos como Rage Against The Machine, atacando a la industria musical y a la "radiofórmula", pero no hace falta ser demasiado inteligente para ver que, en realidad, no es más que un lloriqueo del grupo ante la caída de sus ventas y un intento de ganarse la simpatía del "sector radical" de espectadores de la MTV.



A patir de ahí, todo se rompió... Head, uno de los guitarristas, vio "la luz", se hizo evangelista y abandonó el grupo por considerarlo "perverso y pecaminoso", el batería, David Silveria, empezó a "estar pero no estar", y el grupo siguió adelante negándose a reclutar a un nuevo guitarrista porque "KoRn es ya un clásico, como Metallica, y nadie que no haya sido miembro fundador puede formar parte del grupo" (alguien debería decirles que Metallica, a lo largo de su historia, han cambiado al guitarra solista, que han tenido tres bajistas, que eso son putas chorradas y que, si quieren buscarse un ejemplo, al menos se documenten primero) y empezaron a utilizar "miembros de apoyo" en directo a quienes disfrazaban para que quedase bien clara su condición de meros "mercenarios". Entre esa estúpida actitud elitista (que me repatea sobremanera) y que lo poco que escuché del disco que salió tras todo eso (See You On The Other Side) no me gustó nada, abandoné mi condición de "fan de KoRn" para siempre... me quedaré con sus seis primeros discos, que, cada uno por sus propios méritos, me parecen enormes, y olvidaré que siguen existiendo, que han hecho un unplugged para la MTV, que siguen sacando discos y que cada día que pasa se van volviendo un poco más engreídos.

7 comentarios:

alcorze dijo...

La verdad es que a mí los Korn me cogieron ya tarde y mis gustos iban por otro lado.

Anónimo dijo...

Ostiá!! así que de "opos", seguramente cando escribo estas liñas xa fixeches o rpimeiro exame, así que agardo que te fose ben ou cando menos que resultase unha experiencia de interese (social ou se cadra analítico....)
POis iso que xa nos veremos.
Saúde!!

Dami

Tani dijo...

Mi querido Cuervo, dices bien, son un grupazo. Yo se que tu aprecias la frescura y espontaneidad, que no se note una banda rígida, ni algo acartonado, lo cual es a veces un problema cuando se pretende ser exitoso comercialmente y popular.

En fin, yo que te digo, si cada vez me estoy volviendo más blandita y aficionada a la música "linda" puesta en su sitio. Pero sí que disfruto de la musica y sonido peculiar de Korn.

No me odies mi Cuervazo! Mejor pasa un lindo fin de semana.

Muaaack

p.d. Se que no me odiarás, es una bromilla

Tani dijo...

Mi querido amigo, pasaba a saludarte, dejarte un beso y abrazo junto con los mejores deseos para que termines esos temarios. Va todo bien?
Muaack

El Cuervo del Infien-no dijo...

Llego tarde, pero llego, amiguitxs :P

Llevo desaparecido de internet desde el día 23 (el temido día antes) y, después del examen del 24, lo único que quería era despejarme al fin de verdad después de tanto tiempo de estudio: ese día acabó bien... con buena compañía, tumbadxs en un parque y bebiendo sidra caliente. Desde el 24 hasta hoy estuve "de retiro espiritual", haciendo cosas inconfesables (y jugando a la playstation XD) y hoy resurjo del abismo una vez más para... contestar a vuestros comentarios:P

Al... nunca es tarde para descubrir nuevos grupos, y KoRn... son un grupazo. Si te pica la curiosidad, te recomiendo o el Untouchables, para conocer a los KoRn más técnicos y evolucionados o bien su disco homónimo, para conocer a los KoRn más "auténticos"... aunque sólo sea por Daddy, merece la pena escucharlo.

Dami... ir de opos es una experiencia interesante a todos los niveles, sí señor: gente que conocías de vista en la facultad y te hablan como si fuesen tus mejores amigxs, absolutamente nadie reconoce haber estudiado (probablemente para que no les juzgues cuando veas su nota)y te dicen que están ahí "por ir", el ODIO que se destilaba en cada palabra dirigida hacia los miembros del Tribunal (hasta me daban pena, lxs pobres XD)... da para escribir una tesis XD.

¡¡A ver si quedamos este verano!!

Tani... en realidad, no estoy muy seguro de si KoRn se han vuelto comerciales con su evolución (yendo más allá del hecho de que todo grupo promocionado por una multinacional es un "producto", y, por tanto, todos son comerciales), porque, en realidad, me parece que su música sigue siendo bastante difícil a ratos... el problema que les veo es lo que digo en la entrada... que han perdido buena parte del sentimiento... recuerdo que al principio se me erizaba el vello de la nuca al escuchar a Jonathan llorando al final de Daddy, porque me sonaba trágico y real. Ahora grita, sí... pero ya no es lo mismo, porque grita "cuando toca".

Y, mujer, no es malo escuchar música "bonita"... yo no lo haría, pero bueno... es tu opción y no soy nadie para juzgar que hayas decidido dormir a tus pobres neuronas a base de lindas melodías (XDDDDD).

Y... como ya dije al principio del comentario, hice el primer examen el día 24, y lo cierto es que me salió mejor de lo que pensaba. Ahora me toca esperar a que me "convoquen" para presentar mi programación didáctica y, a partir de ahí... dependiendo de mi nota global y de las del resto, puede que tenga que hacer el examen oral o puede que no... it's a long way to the top if you wanna rock'n'roll

Abrazos para todxs y muchas gracias por estar ahí (y por comentar, claro :P).

Tani dijo...

Me alegra que todo estuviera bien y que la "desaparición" haya sido por un retiro espiritual jijiji.
Aclaro una cosa: mis neuronas no son pobres ni dormidas, Cuervazo

Un beso

El Cuervo del Infien-no dijo...

No creo que haga falta la aclaración, pero por si acaso: Tani, no me estaba metiendo con tus neuronas... era un chiste :P

(Que conste que a mí la música suave y melodiosa me duerme las neuronas que no veas XD).

Un abrazo ;)