miércoles, 5 de mayo de 2010

No One Is Innocent

Belsen Was A Gas
(Ronnie Biggs & ¿The Sex Pistols?)



Hasta no hace mucho tiempo, todo lo que sabía acerca de Ronnie Biggs era que en 1963 había participado en un atraco "legendario" en U.K., que estaba exiliado en brasil, donde gozaba de inmunidad ante las autoridades del reino unido por la inexistencia de un tratado de extradición entre su país y brasil (sabían que estaba allí, pero no podían hacer nada al respecto) y también sabía que había grabado dos canciones (No One Is Innocent y Belsen Was A Gas, rebautizada como "Einmal War Belson Wirflich Bortrefflich") con los miembros de los Sex Pistols que aún seguían los consejos de Malcolm McLaren tras la separación del grupo en 1978 (el guitarra Steve Jones y el batería Paul Cook).

La voz y la manera de cantar de Biggs encajaban perfectamente con el sonido punk, y las dos canciones, lejos de ser el esperpento conceptual que podrían parecer en un principio, suenan muy bien (la voz de Biggs me recuerda bastante a la de Pete Wright, bajista de Crass) ,tanto que el single "No One Is Innocent" llegó hasta el puesto nº 6 en las listas de éxitos de U.K., es decir, grabar con el criminal que vivía riéndose de las autoridades británicas, algo que no dejaba de ser una broma y un acto de provocación por parte de Malcolm McLaren (para quien no lo sepa, el polémico mánager de los Pistols, fallecido el pasado 8 de abril y auténtico seguidor de Maquiavelo XD) se convirtió en un buen montón de dinero en los bolsillos de los miembros del grupo, del mánager y del propio Biggs.

Lo siguiente que supe sobre Biggs, tras haberme olvidado prácticamente de su existencia, fue que había vuelto a su país en 2001, siendo detenido prácticamente cuando puso el pie en tierras británicas. Allí estaba, en los telediarios, viejo y sonriente, al lado de un cartel de "Wanted" con su foto... y, después de eso, me volví a olvidar de él, hasta hace cosa de una semana.

Buscando vídeos de los Pistols en youtube, me acordé del "bueno" de Ronnie, y me di cuenta de que, en realidad, no estaba muy seguro de cómo había llegado hasta brasil, ni de por qué había decidido volver a U.K. y ni siquiera de si seguía vivo aún, así que, busqué algo de información en san google... y me encontré con una vida aventurera, apasionante, digna de ser el argumento de una buena película (tampoco es por glorificarlo, que el tío no es más que un ladrón, pero... le echó valor a la vida).

Partamos del robo del tren: Ronnie Biggs formaba parte de una banda con la que planeó y ejecutó el "asalto al tren de Glasgow" en agosto de 1963, obteniendo un botín de 2'6 millones de libras esterlinas, pero lo pillaron, juzgaron, condenaron y encarcelaron por este crimen... lo que nadie se esperaba era que, el 7 de julio de 1965, y utilizando una escalera de cuerda (primario, pero efectivo), se escapase de la cárcel para huír hasta París. Y aquí empieza la broma... en París se las arregla para conseguir documentos que le den una nueva identidad, y, además, se hace la cirugía plástica. Y de ahí se marcha hacia australia, asentándose primero en Sydney y más tarde, en Adelaida, en donde se reencuentra con su mujer e hijos (a quienes no había mencionado hasta ahora... obviamente, ya existían antes del atraco :P). En 1967 recibe una carta anónima procedente del reino unido en la que le advierten de que la Interpol sospecha que está en australia, y le dicen que debe irse de allí, por lo que coge a su familia y se muda a... Melbourne (que sí, amiguitxs... sigue estando en australia). Biggs y su familia vivieron tranquilxs allí hasta 1969, pero, en octubre de ese año, y gracias a su trabajo de montador de escenarios para el canal 9, se entera de la existencia de un informe periodístico realizado por un corresponsal que decía que "Biggs vive en Melbourne" y que "la policía lo tiene cercado". Ante esta noticia, decide coger a su familia y marcharse a casa de unxs amigxs, en los suburbios de Melbourne. Tan cercado no lo debían tener, porque permanece allí durante cinco meses, antes de decidir embarcarse rumbo a panamá, utilizando para ello el pasaporte de un amigo. Ronnie deja atrás (una vez más) a su familia para poder huír de la Justicia. Y, de panamá, a brasil... y ¡¡que empiece la leyenda!!

En 1974 las autoridades descubren de nuevo su paradero, gracias a la "primicia" dada por un equipo de periodistas (compuesto por dos reporteros y un fotógrafo) que había viajado a brasil para confirmar el rumor de que Biggs estaba en Río de Janeiro. Scotland Yard envió inmediatamente a sus detectives a capturar al esquivo Biggs, para encontrarse con que no podían hacer nada: "no podía ser extraditado porque el Reino Unido no se beneficiaba de reciprocidad de la extradición a Brasil, una condición para el proceso brasileño de extradición". Había escapado de la Justicia una vez más, y, de paso, había conquistado la impunidad... pero claro... entre unas cosas y otras, su identidad quedó al descubierto, por lo que encontrar un trabajo se convirtió en algo imposible para nuestro amigo Ronnie, así que, decidió empezar a vivir de su propia leyenda vendiendo merchandising en forma de tazas de café y camisetas con su nombre. Colaboró con Bruce Henry (un contrabandista americano), Jaime Shields y Aureo de Souza en la grabación de "Mailbag Blues", una narración musical de su vida que Biggs pretendía utilizar como una banda sonora de película. Se dice también que viajó varias veces al reino unido disfrazado para participar en el rodaje de un documental sobre el robo del tren, pero esto me parece bastante improbable y puede que sea tan solo un rumor difundido por el propio Biggs para aumentar su celebridad de anti-héroe. Por esa época (entre 1978 y 1979) es cuando graba las dos canciones punk con Cook y Jones para la banda sonora de la película sobre los Sex Pistols "The Great Rock'n'Roll Swindle" e incluso acaba saliendo en la peli tocando con ellos (el vídeo que abre esta entrada es de esa peli) y paseándose por brasil con los dos ex-pistols.

En 1981, lo secuestran y se lo llevan a barbados con el loable propósito de cobrar dinero a la policía británica a cambio del célebre atracador. A los secuestradores les sale el tiro por la culata, una vez más, gracias a los tratados de extradición: barbados tampoco tenía uno con el reino unido, por lo que era imposible enviar a Ronnie a la cárcel. A nuestro entrañable amigo le persigue la suerte.

A partir de ahí... hay un vacío... se sabe que en 1991 canta en los temas "Police On My Back" y "Carnival In Rio (Punk Was)" de los Die Toten Hosen, que en el 93 canta en tres canciones del album "Bajo Otra Bandera", único disco de los argentinos Pilsen, y también que sacaba dinero de las entrevistas que concedía a los sensacionalistas periódicos británicos, utilizándolas además de para lucrarse un poco, para mofarse de la policía británica (¿y quién no lo habría hecho en su lugar? XD)...

Y así llegamos hasta 2001, y a su entrega voluntaria a las autoridades británicas...

El amigo Ronnie estuvo encerrado desde entonces hasta que, el pasado 6 de agosto, se anunció su puesta en libertad "por motivos humanitarios"... tras haber solicitado una y otra vez la libertad por motivos de enfermedad, se la acabaron concediendo para que veamos a un Biggs derrotado, envejecido y enfermo saliendo de la cárcel... esta vez no por sus propios medios sino por la compasión de sus captores.

No he encontrado información sobre su muerte en ningún lado, así que, supongo que aún seguirá vivo, y, sinceramente, espero que llegue a cumplir el deseo que le empujó a entregarse en 2001: volver a beberse una pinta en un pub inglés.


Os dejo las dos canciones que Biggs grabó con los ex-pistols en descarga directa.

Disfrutadlas ;)

No hay comentarios: