jueves, 25 de marzo de 2010

La tenia también es un "tú" en "ti"

¡¡Sí a la vida (de los parásitos intestinales)!!


Es un tú quien está en ti. Un tú distinto de ti, pero que depende de ti para su desarrollo. Un tú único e irrepetible, distinto de ti desde el momento en que es un parásito intestinal, y no un ser humano. Un parásito intestinal con genoma propio desde el primer momento, y que crece y se desarrolla gracias a tu sustento. En definitiva, lo que hay en ti es un ser vivo porque es un cuerpo parasitario vivo.

Donde existe un cuerpo parasitario vivo, aunque sea incipiente, hay un parásito y una dignidad parasitaria inviolable. Desde ese primer instante, la vida del nuevo ser merece protección. Es un tú en ti. Su vida está en tus manos.


(Texto convenientemente manipulado, pero, en definitiva, plagiado del facebook de la campaña anti-aborto de la conferencia episcopal "es un tú en ti"... y, por mucho que sepa que la mayor parte de la gente no compartirá mi analogía que equipara al feto con una tenia, pues oye... en realidad las diferencias entre ambos no son tantas XD... pensadlo fríamente... )

1 comentario:

Anónimo dijo...

Digamos sí a las pequeñas grandes tenias!!! No al "aborto" de las tenias!!! Ellas también merecen vivir! XD