martes, 12 de enero de 2010

¿Libertad... de qué?

¡¡La Libertad Sexual No Existe!!

Suena lapidario, lo reconozco, y suena también trasnochado, a discurso de otros tiempos, cuando la Moral Cristiana imperaba en nuestra sociedad (me acabo de dar cuenta de que, aún encima, voy a sonar localista XD ¡Como si no hubiese países dominados por "morales religiosas" bastante más chungas que la cristiana!) pero, queridxs amiguitxs... no van por ahí los tiros, no. Voy a hablar de moral... pero no de una moral necesariamente cristiana, sino de la hipócrita y rastrera doble moral, que, por hechos análogos, condena a unas y ensalza a otros. No es un tema nuevo, no es algo que no se haya dicho ya una y otra vez... pero, dado que las cosas siguen igual, tengo que entender que no se ha repetido las suficientes veces... que no se ha explicado de manera convincente... que se ha ignorado voluntaria o involuntariamente haciendo que nada cambie.

Escenario 1: Grupo de amigos veinteañeros en un local infecto de esos "de salir"

- ¿Viste aquella de allí, cómo se mueve? Seguro que quiere guerra...
- ¿No te suena su cara? Es una guarra... si le entras, tienes polvo fijo. El Rafa le entró una noche y acabaron follando en los baños...
- A todo esto... ¿dónde hostias está el Rafa?
- Ni idea... seguro que ya habrá pillado, el cabrón.
- Menuda suerte tiene el tío... no sé cómo cojones hace, pero siempre se come algo...
- Bah... espero que se haya liado con alguna calientapollas y que se quede con dolor de huevos toda la puta noche.
- No seas cabrón, hombre...

Escenario 2: Comida en casa de unxs treintañerxs.

- Yo no sé en qué están pensando las niñas de hoy en día... están como... ¡desbocadas!
- ¿Por qué lo dices?
- ¿Te parece normal que con 14 años anden por ahí follando con quien pueden? ¿Es que no ves cómo van vestidas? No tienen cabeza...
- No sé... que hagan lo que quieran ¿no? ¿no tienen derecho a divertirse?
- No... ella tiene razón... hoy en día las niñas están muy desmadradas...
- Justo... desmadradas... yo, con su edad, no hacía esas cosas.
- Yo lo que creo es que ya no te acuerdas de cómo eras a los 14... seguro que tenías tantas ganas de follar como ellas

Escenario 3: Grupito de amigas quinceañeras

- ¿Esa? Es una puta... se folla a todo lo que tiene polla
- ¿Y qué? Tú también follas con el Richie y no por eso eres una puta
- Es distinto... ella y Richie son novios...
- ¡Claro! ¡Somos novios! No eres una puta por follarte a tu novio...
- ¡No como la guarra esa, que folla con todo el mundo!
- ¡¡Es una puta!!
- ¡¡Una cerda de mierda!!
- ¡Vale, vale! ¡No me mordáis, joder!
- Pues no la defiendas...
- El otro día me contaron que la pillaron comiéndole la polla al Ricky...
- Bueno... para no despellejar a nadie, mejor me voy.
- Vale chica, mañana nos vemos

Besos, sonrisas, despedidas, miraditas... y silencio mientras se aleja.

- A esta le jode que le llamemos puta a esa guarra porque ella es igual de puta...
- ¿Sabes de qué me enteré el otro día...?

Escenario 4: Conversación (casi) real entre dos veiteañerxs

- Vamos a la discoteca esa a follar con las putas.
- ¿Putas?
- Sí tía... allí las tías son todas unas guarras... les entras y te las follas...
- Pues si ellas son putas por follar contigo sin conocerte, tú eres un putero, que vas a follar con las putas.


Y nada cambia, y todo permanece... el libertinaje sexual en la mujer sigue siendo condenado, sigue convirtiéndote en "puta" y, en cambio, el libertinaje sexual en el hombre sigue siendo ignorado, comprendido o incluso, alabado. De hecho, en los pocos casos en que se condena el libertinaje de los hombres, se suele hacer de manera tibia, casi comprensiva, como en el "escenario 4", en que las mujeres son "putas" por ejercer su libertad sexual, mientras que el hombre, que hace exactamente lo mismo que ellas (permitiéndose incluso despreciar a las mujeres con las que practica sexo casual), es tachado únicamente de "putero". ¿Cual es la diferencia entre la chica que ve a un tipo que le gusta y decide echar un polvo con él y el chico que ve a una que le gusta y decide echar un polvo con ella? Únicamente el sexo... únicamente que él le va a introducir la polla y, en cambio, ella va a recibir esa polla dentro de su cuerpo. Pero ambxs están follando con un/a desconocidx, ambxs van a intentar disfrutar el momento y ambxs quieren, simplemente, correrse, sin más películas. Amiguito... si ellas son putas por follar contigo, tú eres igual de puta por follar con ellas. Pero el problema real es que... ningunx de lxs dos es "puta". Disfrutar del sexo sin compromisos no es algo que se deba censurar ni condenar... ni en el hombre, ni en la mujer. Follar es algo natural, placentero y (en la mayor parte de los casos) gratuíto ¿por qué no disfrutarlo sin complejos? ¿por qué se pretende, aún hoy en día, encadenar el sexo a "la pareja"? ¿a quién perjudica el libertinaje sexual? y, sobre todo ¿por qué seguimos lastrando la diferencia de genéro en este tema? ¿por qué ellas siguen siendo "putas", "guarras" o "calientapollas" (palo si remas, palo si no remas) y ellos, en cambio, son "machotes", "ligones" o, como mucho, "puteros"? ¿por qué es "normal" que un tío intente pillar todo lo que pueda, pero si lo hace una tía, ya es una "guarra"?

Puede que este tema tenga un origen psicológico que viene de categorizar a la mujer como "objeto". Cuando un hombre y una mujer practican sexo, el hombre la "posee"... su sexo es activo, porque es quien introduce su miembro y quien "embiste" a la mujer. El hombre llega al orgasmo derramando su esperma y la mujer lo recibe. El papel de la mujer, viendo el sexo de esta manera, es pasivo y meramente receptivo. Es "poseída", "embestida" y "polinizada". Por lo tanto, estaría en una categoría inferior al hombre, y su función debería ser esperar a ser "poseída". La función natural del hombre, por el contrario, sería buscar mujeres a las que "poseer", probando a todas las que pueda para acabar seleccionando entre ellas a la más adecuada. Cuando la mujer decide abandonar el papel pasivo, y pasa a buscar ser "poseída" una y otra vez por hombres distintos, invade el rol del hombre. Deja de ser objeto pasivo para convertirse en sujeto activo, humanizándose y poniéndose a la altura del hombre. Ante esta actitud, los hombres se sentirán intimidados y las mujeres "pasivas"
amenazadas.

El hombre quiere "poseer", el hombre cree que, por introducir su pene en la vagina de una mujer, esta pasa a ser de su propiedad, se convierte en un tema de conversación, se convierte en "algo que ha utilizado", se convierte en un "triunfo"... nunca será un ser humano con quien ha compartido un momento de placer, sino una muesca más en su lista de conquistas, y (aquí viene La Madre Del Verbo, amiguitxs), como es "suya", no le gusta pensar que otros hombres también la hayan "poseído", por lo que, en cuanto sospecha que el objeto pasivo ha digievolucionado en sujeto activo, la convierte en "puta". Su pobre ego es incapaz de asimilar que ella busque en otros lo mismo que ha buscado en él, su inflado ego es incapaz de asimilar que tal vez él mismo haya sido convertido en objeto pasivo (actitud errónea que muchas libertinas adoptan, dándole la vuelta al "modelo"), por lo que se rebela contra esta "afrenta" utilizando el desprecio. Y claro, al final hay "putas" y "decentes", como en la época de nuestrxs abuelxs.

Y desde el punto de vista de las "mujeres pasivas", la cosa no es mucho mejor... ya que la libertina es una amenaza directa. Si la mujer pasiva espera a ser "poseída", la libertina no espera una mierda, sino que se lanza, adopta el papel activo, comiéndoles el terreno así a las "pasivas", y "robándoles" a los hombres. La libertina es un "objeto" que se niega a tener propietario, que vaga de polla en polla "acaparando" todas las que puede. La "mujer pasiva" está deseando ser poseída, ser de alguien, y la libertina, con su forma de vida, disminuye las posibilidades de que lo consiga, pudiendo incluso llegar a practicar el sexo con el hombre de alguna de las "pasivas" (porque sí, al final las pasivas poseen también a sus "dueños"... no son totalmente "objetos"). Las "pasivas" son incapaces de comprender que la libertina no les quita hombres al practicar sexo con ellos, ya que el hombre que se va con la libertina, probablemente, no quiera aún "elegir" a una mujer. Las "pasivas" tampoco entienden que, cuando "su hombre" se va con la libertina, no deben culparla a ella, sino a él. No entienden que la libertina se niega a ser un objeto... se niega a ser poseída, y a poseer. No lo entienden, y por eso su respuesta es la descalificación, por eso la libertina es una puta.

Y la libertina ¿qué opina de todo esto? En realidad, a la libertina no le importa... ella no posee, ni es poseída... ella folla y disfruta. No se siente propiedad del pene que entra en su vagina, ni lo recibe con pasividad. No siente que sea menos que el hombre porque su sexo sea receptivo, ni que su sexualidad la convierta en una "conquista" de nadie. Ve que si él se la está follando, ella también se lo está follando a él, en igualdad de condiciones. Algunas tal vez deciden "utilizar" a los hombres como objetos, tal y como ellos han hecho con las mujeres a lo largo de la historia, pero eso es un error, porque conduce a los mismos prejuícios que convertir a la mujer en "objeto"... porque lleva a la mentalidad de la posesión, a una actitud inversa pero igualmente perversa que la del modelo anterior, y lleva, además, a darle una justificación moral a las "mujeres pasivas" para que las llamen "putas", porque, en este caso, SÍ estarían compitiendo con ellas, y SÍ estarían "robándoles a los hombres", poseyéndolos, acaparándolos (y la pasiva grita: ¡guarra! ¡robahombres!) y sintiéndose atacadas cuando alguno de "sus hombres" se va con otra (y en este caso... ¡¡ellos serían "putas"!! o tal vez... "pichabravas") dándose así una demencial interacción entre "modelos" de la que no puede salir nada bueno. En cambio, las libertinas que no poseen a nadie, las que simplemente follan, las que puede que compartan placer o que sólo busquen el propio, pero que lo hacen desde la libertad total, no perjudican a nadie. No representan una amenaza para el "modelo imperante", limitándose a mantenerse al margen de este, viviendo de una manera completamente distinta que, desde el "modelo", no saben calificar... y, sin embargo, reciben por ello odio e insultos.

Este tema es mucho más complejo de lo que puede parecer en un principio (por ejemplo, en todo el tochazo, no se ha hablado en ningún momento de "libertinos", que los hay pero pasan desapercibidos, no se ha hablado de "sentimientos", ni tampoco he tocado el tema de "la pareja"...). No es una mera cuestión de "lenguaje sexista", ni de "discriminación de la mujer"... es algo mucho más profundo que nace de una concepción concreta sobre las relaciones entre el hombre y la mujer, de los roles sociales de ambxs y de la mentalidad de la "posesión" aplicada, no a los objetos, sino a las personas.

Es algo cuya solución vendría de la mano de un cambio total de mentalidad acerca de las relaciones entre sexos, empezando por abandonar de una vez la idea de que se puede "poseer" a una persona... no llega con que las mujeres abandonen el rol pasivo , y, desde luego, no se arregla con la actitud falsamente feminista que se promulga desde los medios en la que lo que prima es el revanchismo desde el lado de la mujer, el ataque y la descalificación hacia los hombres y la mentalidad de la "guerra de sexos" como respuesta a años y años de opresión falócrata. No llega con un libertinaje mucho más generalizado que antes pero con las mismas consecuencias sociales de desprecio hacia la mujer libertina y ensalzamiento del hombre promiscuo (aunque aquí ha nacido una actitud "nueva" entre algunas mujeres, que se basa en el principio de "son todos iguales" y de la que paso de hablar, que ya me está quedando esto muy largo XD). No llega... porque está claro que no funciona, que la mujer sigue siendo un objeto, la libertina una puta y la pareja una "posesión a dos bandas".

Cuando las relaciones sociales se basen en el RESPETO entre iguales, cuando la pareja sea una unión LIBRE en la que nadie pertenece a nadie, cuando se entienda que la FIDELIDAD viene del amor, no de la posesión, cuando el SEXO deje de ser un tabú y se vea como algo realmente NATURAL, cuando se reconozca que el LIBERTINAJE SEXUAL no es un ataque contra nadie, ni es la posesión de nadie, ni tampoco es la utilización de nadie por nadie, sino que es pura EXPERIMENTACIÓN hedonista, cuando la TOLERANCIA y (de nuevo) el RESPETO hacia las opciones morales del resto sea la norma... tal vez entonces las cosas empiecen a cambiar.

Y, ya para acabar me pregunto... ¿lxs homosexuales tendrán también todos estos malos rollos, o será sólo cosa de heteros?

No hay comentarios: