miércoles, 6 de febrero de 2008

Propaganda partidista (supuestamente)

En el Estado Español SE CENSURA

Pero bueno, eso no es ninguna novedad ¿no? Desde Ardi Beltza a El Jueves, pasando por el grupo S.A. o la revista libertaria Ekintza Zuzena... en españa no hay libertad de expresión, así que, mucho cuidado con lo que decís o hacéis, porque la maquinaria del sistema os vigila (¿De verdad os vais a callar? ¿de verdad os vais a quedar debajo de la cama, acojonadxs por si la "policía del pensamiento" viene a por vosotrxs?)


Dicho esto, le cedo la palabra a lxs compañerxs de Amnistía Internacional:

¿QUIERE EL GOBIERNO DE ESPAÑA QUE NO VEAS ESTE ANUNCIO?

EL MEDIO DE COMUNICACIÓN QUE LO EMITA PODRÍA SER MULTADO.

El Gobierno de España lleva ocho meses impidiendo que veas este spot de Amnistía Internacional en los canales de televisión nacionales. Han dicho que no es de utilidad pública y que además es publicidad partidista y política (prohibida fuera del periodo electoral) y por ello amenazan con multar a los medios de comunicación que lo emitan.
Ayuda al Gobierno a rectificar: Difunde el vídeo

Si esto sucede en España, puedes imaginarte las trabas que ponen al trabajo de Amnistía Internacional y de otros defensores de derechos humanos gobiernos como el de China, EE.UU., Irán... Pero no van a poder taparnos la boca, porque somos independientes. Porque somos necesarios. Porque cada vez somos más.

Ayúdanos a seguir denunciando las injusticias, vengan de donde vengan.
Hazte socio de Amnistía Internacional: https://www.es.amnesty.org/ssl/socio/?origen=power

martes, 5 de febrero de 2008

Ahora toca... lo que toca

¡Más Currar y Menos Vaguear!

Que sí, que es lo que hay, así que, no me va a quedar más remedio que colgaros el cartelito (para que sepáis que, aunque no actualice, sigo vivo y no es que vaya a pasar del blog definitivamente) y salir de escena durante algún tiempo.

Volveré, por supuesto... y puede que antes de lo que tengo pensado, o puede que más tarde, eso depende de las ganas que tenga de contar algo aquí... mientras tanto, las cuatro o cinco personas que os soléis pasar por este blog os quedaréis sin mis perlas literarias... ¿sabréis soportarlo? Lengua fuera