sábado, 2 de junio de 2007

Do They Owe Us A Living?

Crass
El Punk, tal y como lo conocemos hoy en día, nació en 1977, como filosofía de vida y como movimiento musical, pretendiendo ser un revulsivo que rompiese con todo lo anterior… la juventud sentía que no tenía nada que ver con los grandes dinosaurios del rock, con aquella música plagada de virtuosos y megaestrellas que les habían dejado como herencia lxs hippies, y por eso, inspirándose en bandas como los Stooges o los Ramones, decidieron que podían expresarse por sí mismxs, que no era necesario saber tocar bien, que no era necesario ser guapx o ricx… que para montar un grupo bastaba con tener algo que decir: así nació la filosofía del Do It Yourself (DIY).

Dentro del punk hubo de todo, bandas más o menos comprometidas, mensajes más inteligentes y otros que no lo eran tanto, grupos utilizados por las discográficas para sacar “dinero del caos”, nihilismo autodestructivo… y, además, estaban Crass.

Crass es considerada (por algunxs) la banda más radical de la historia, siempre olvidadxs en los “recopilatorios de punk”, en los documentales sobre el tema, desprestigiadxs desde el principio hasta el final: ese es el precio a pagar por habérselo tomado en serio y haberse negado a seguir las reglas del juego (es decir, las del mercado, las del punk como producto de consumo).

En el principio de todo estaba la Dial House, una “comunidad abierta de organización no jerárquica” (es decir, una granja okupada a la que cualquiera podía irse a vivir, siempre y cuando estuviese dispuestx a colaborar) y un grupo de ex-hippies desencantadxs con el rumbo que había tomado dicho movimiento. Allí, en 1977, Penny Rimbaud conoció a Steve Ignorant, y juntos compusieron las dos primeras canciones de Crass: “Do they owe us a living?” y “So what?”

No voy a hablar sobre su trayectoria discográfica, porque no me parece que sea lo más importante. Crass no fueron radicales por cantar sobre la anarquía, por denunciar la hipocresía del sistema, por atacar al patriarcado, por oponerse a la guerra de las Malvinas, o al imperialismo tanto de los USA como de la Unión Soviética en sus canciones, sino porque todo eso no se quedaba en las letras de los discos, y hacían todo lo posible para llevarlo a la calle.

Fueron los primeros en vender sus discos a precio casi de coste, inventando las conocidas etiquetas de “no pagues más de…”, lo que les valió el boicot por parte de muchas tiendas de discos (supuestamente, a causa de amenazas de cierta multinacional discográfica). Hicieron campañas de pintadas, participaron en okupaciones, apoyaron huelgas, crearon un centro anarquista en Londres para propiciar la colaboración entre los anarquistas “de la vieja escuela” y los jóvenes anarcopunks, editaron libros, fanzines, y discos de otras bandas afines… y todo ello al margen del sistema.

En Internet se encuentra fácilmente información sobre momentos míticos del grupo, como cuando okuparon un teatro abandonado para realizar dentro un festival punk underground en el cual tocaron, entre otrxs, Conflict, Dirt y Poison Girls (según dónde leas, el festival duró tres días o uno… es lo que pasa cuando te conviertes en una leyenda, que las cosas se desmadran un poco) o cuando una de sus letras antiguerra que atacaba directamente a Margaret Thatcher (“How does it feel (to be the mother of 1000 dead)?”) llegó a ser “discutida” en el Parlamento.

Ya aparte de la agitación política, su actitud respecto a la música en general también fue extremadamente radical, rechazando el “endiosamiento” de los músicos y todo tipo de fanatismos estúpidos (nunca se sacaron fotos promocionales, no encontrarás por Internet fotos del grupo que no hayan sido sacadas en directo, y el único vídeo de ellos en directo que existe dura menos de dos minutos). Se vestían totalmente de negro, en contraposición a la imagen colorista del resto de bandas punk, y no querían que ninguno de los miembros de la banda fuese identificado como líder. Rechazaron al punk comercial desde el principio (ya en su primer disco tenían una canción llamada “Punk Is Dead”) por considerarlo otro producto más del mercado, un placebo que creaba una falsa ilusión de rebeldía.

Realmente, hablar de Crass como un “grupo punk” es quedarse corto, porque en realidad eran una “comunidad artística” compuesta por nueve personas, incluyendo, además de músicos, a la diseñadora gráfica que creaba toda su parafernalia estética (Gee Sus) y al artista que creaba las composiciones de vídeo que proyectaban en sus conciertos (Mick Duffield). Aunque en la mayoría de las canciones, la voz la pone Steve Ignorant, también se escucha en algunas a Pete Wright, y a las dos vocalistas femeninas, Eve Libertine y Joy de Virve. Estas últimas cantan entero el álbum antipatriarcal “Penis Envy”

Puede que musicalmente sean algo “difíciles” (a mí me encantan, pero es que yo soy muy rarito) pero sus canciones están llenas de humor e inteligencia, y, además, vienen arropadas por la coherencia de los miembros del grupo. En la web del grupo describen su música así: “many will remember the Crass sound as being ’unlistenable cacophony’ and their lyrics as ’shock slogans and mindless token tantrums’ (copyright: The Sun)”

Bueno, para acabar diré que para mí está bastante claro que, sin ellxs, toda la “escena punk” (hablo de punk de verdad, no de Pignoise, Good Charlotte y esas mierdas) sería diferente, o puede que incluso no hubiese llegado hasta nuestros días, porque la música pasa de moda si no tiene una base sólida sobre la que apoyarse. Desde la comunicación utilizando medios alternativos, hasta la distribución DIY pasando por la autoedición de los discos y los “precios populares” se los debemos a ellxs. ¿Habría ocurrido igualmente antes o después? Puede ser… pero eso no le quita mérito ¿no?

Una nota de coherencia final: a pesar de que los ex-miembros de Crass siguen en activo, en lo musical, en lo cultural y en los Movimientos Sociales, cada vez que reeditan algo, nos recuerdan que ellxs no se reunirán para sacar pasta de la leyenda con un “Crass will never reform”

Web oficial: http://www.southern.com/southern/band/CRASS/

Crass: Christ – The Album http://www.megaupload.com/?d=0P3DETQL

Disco en directo de Conflict en el que participa Steve Ignorant y en el que versionean la hooostia de canciones de Crass http://www.megaupload.com/?d=T53OH6AM

El "famoso" vídeo en de Crass en directo (y no se escucha demasiado bien, porque están hablando por encima):


No hay comentarios: